Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

lunes, 19 de febrero de 2018

105. Colaboraciones en prensa. Inicio (y II). (Página abierta)

Benxa>Letras>Colaboraciones en prensa (y II)
Entrada 105. Publicada 19-2-2018. 

Anexos y actualizaciones con fecha posterior.









Colaboraciones prensa (y II). Inicio 
(Página abierta) (1)

Dentro de la Muestra concebida como exposición más detallada de la obra de Benxa que la integrada en los bloques que la preceden (Presentación, Repertorio de trabajos y Contexto familiar 1 y 2), se retoma ahora la parte segunda y última de la Sección 1, la dedicada a las Colaboraciones en prensa.


Como se anticipó en la entrada anterior, estos trabajos periodísticos se publicarán alternándose con entradas de la Sección 4 (Contexto familiar...Antepasados técnicos...Manuel Álvarez, final), con el objeto de retomar la labor de Benxa tras un paréntesis dilatado, en el que nos reafirmamos al asociar sujetos estrechamente vinculados, al menos según llegaron hasta nosotros por vía oral y documental. Que a la fecha actual y por lo hasta ahora publicado pudiera parece desdoblado el blog en dos, lo entendemos primero como situación temporal, pendientes como están aún aspectos de la trayectoria de Benxa (Véase entrada 39, 22-1-2017, Plan del Blog, actualizado); segundo, aceptando con fidelidad y flexibilidad las conclusiones a las que íbamos accediendo y, por último, asumiendo una construcción que ampliara la visión aislacionista del autor protagonista del blog, integrando aspectos propios de otros campos del conocimiento, como la historia industrial de Asturias, la de las profesiones, la de familia, la local de Mieres y la cuenca del Caudal. Máxime por defecto y ausencia del concreto contexto local mierense, al que sólo se contribuye indirectamente a través de personas, en cualquier caso naturales de Mieres.


Centrados en el Benxa articulista que ahora se retoma, los comentarios sobre las colaboraciones se trasladan a esta Página abierta (1), lo mismo que en la primera parte ya publicados del blog (Entrada 46, 19-2-2017) . A medida que se publiquen actualizaciones, aparecerán fechadas y se informará de ellas oportunamente desde el texto principal. El cuerpo central de cada entrada se reduce en esta segunda parte al propio artículo o los fragmentos seleccionados, prescindiendo o minimizando el aparato crítico que aparecía en la primera entrega. Ello con la intención de que el lector se aproxime directamente al texto original y forme su propio parecer independiente. Para algunos aspectos generales del Benxa articulista, se encuentran recogidos en dos páginas abiertas y actualizadas: Colaboraciones en prensa. Inicio (I) y Colaboraciones en prensa. Inicio (II); entradas número 46 y 105, publicadas el 19-2-2017 y 18-2-2018, respectivamente.


.  Clasificación original de artículos según Benxa

. Sociológicos

. Trabajo

. Mina

. Olloniego y otros pueblos

. Mieres

. Pintura, pintores

. Varios

. Alusivos (a artículos de Benxa, publicados)



. Colaboraciones en pensa (I). En tradas publicadas

1.0 Comienzos [Entrada 40, 23-1-2017]

1.2 Monumentos y patrimonio [Entrada 41, 26-1-2017]

1.3 Cultura tradicional (1). [Entrada 42, 30-1-2017]


1.3 Cultura tradicional (y 2). [Entrada 43, 1-2-2017]
 

1.3 y 2. Artículos ilustrados y Dibujos general. [Entrada 44, 10-2-2017]

1.5 El trabajo (1). [Entrada 47, 23-2-2017]

1.5 El trabajo (y 2). [Entrada 48, 24-2-2017]


1.6 Antiguos exploradores de la minería. [ Entrada 49, 7-3-2017]


.  Colaboraciones en prensa (II) Entradas publicadas


1.7 Sociológicos [Entradas 105-112, 19 febrero a 17 marzo 2018]

(...)

_______________________________________________________________


El sentido del humor parece haber sido innato a los hermanos/-as Álvarez Rodríguez, al menos a los conocidos. A su padre ya lo escriben como "socarrón" (incluido enlace www.asturiano), no descartándose que la propia madre participara y hasta aportara la genética de ese sentido alegre de la vida (memorias, oral). Numerosas iniciativas infantiles y juveniles refería Benxa ambientadas en la casa materna y luego en Olloniego. La lectura modeló su humor hacia la ironía y la sátira (Quevedo, su primer gran maestro en el humor culto). Sea humor cultivado o tomado del habla popular al trato con las personas, tanto o más valorado que el leído, se trasluce en su faceta periodística y en la vida real cotidiana. En casa, en le trabajo y en la calle siempre salía en algún momento una frase, una adivinanza, un gesto de parodia enfundado en el velo amable del humor. Tal es así que hasta llegaba a reprimir reírse abiertamente cuando pensamientos cómicos le sobrevenían.  Su repetido gesto de risa contenida recibió un nombre familiar, "cara de...".


"_Esto para un artículo,", se le escuchaba decir entusiasmado con una idea recibida o propia que se hacía presente. Recuerdo real forzado, porque la inspiración de su articularium fue silenciosa, de sólo lectura una vez publicado; lectura que a veces solicitaba en voz alta a uno de los suyos -ver Suelto "Sábados de Comarca"-  para ver qué efecto sonoro provocaba. Y silenciosa su producción como articulista, relativamente, al menos para sus colaboraciones en el semanario de Mieres, peor no así para los mierenses residentes o trasladados en número significativo a Gijón al inaugurarse ENSIDESA. Contaba con lectores fieles y entre los adultos de su generación Benxa gozaba de gran popularidad, siempre asociada a sus artículos y estilo humorista, irónico e imprevisible. Se trataba de un reconocimiento a la medida exacta de sus aspiraciones: estrictamente local, vecinal, el de una villa de tamaño reducido, a escala humana, donde todos se conocían  -similar al añorado efecto de vida Olloniego tras abandonarlo por Mieres, población aún menor donde transcurrió una parte sustancial de su vida. 



La esquina noreste de la mesa, junto al armario empotrado, sobre el banco. Su puesto de escribir artículos en la cocina. Domingos por la tarde (los sábados aún eran laborables para él). "Entre sus papeles quedó", decía ella. Los menores también en la cocina, enredando. "No me dejes apagar el fuego, echa carbón", al marchar. El ángulo de la mesa ocupada era reducido; suficiente para el formato de papel utilizado, la cuartilla. ¿Y la máquina de escribir? Eso para entre semana, en una máquina prestada. Cuartillas de papel seda amarillas, azules, rosa; la segunda o tercera copia, el original al periódico. Él y sus líneas rodeándolo componían una foto fija, fija y silente mientras nos entreteníamos jugando. 



Consultando sus recortes de prensa se detecta un momento en que el tema de las vacaciones y la jubilación se repiten como ciertos acordes en una composición musical: el motivo. Un número significativo de artículos se ciñen a él.  "_No publiques eso (le dice un cercano sobre uno de los artículos), no ves que pareces un vago, tan trabajador..." (cita libre). Producto, aligerado por el humor, de su carga laboral parece, y a la vez motivo de reflexión que traslada a las rotativas. De otro modo recordar al subtítulo del blog ayuda a la comprensión  (enlace: www. vocación.humanidades.a.ratos.libres).


(Actualizado 4-3-2018)

_____________________________________________________________


. Benxa y Comarca. Antecedentes
Podemos hoy referirnos a Benxa como articulista gracias al semanario Comarca. Sin sus colaboraciones fijas a lo largo de los catorce años posiblemente no habría lugar a hablar de un Benxa periodista de opinión o literario -en la “Sección Literaria” aparecieron publicados la mayoría de sus trabajos en el semanario mierense y como colaborador literario figura en el carnet del diario Región. Antes de Comarca, entre 1940 y 1956, ya se había iniciado en el ámbito de las publicaciones periódicas pero de forma espaciada, temática parcialmente heterogénea y estilo por definir. Véanse al respecto las entradas del blog publicadas en la parte I de Colaboraciones en prensa [Entradas 40-49, 23 enero a 7 marzo 2017, Colaboraciones en prensa (I)] y antes en las primera sección, a modo de de varia y presentación del blog [Entradas 8-25 agosto 2016]. Un total de seis secciones donde se clasifican por temas los artículos anteriores o en paralelo con Comarca. De lo literario a la cultura tradicional y con especial inclinación hacia los monumentos y el Patrimonio material de Asturias. En otro lugar del blog [Entrada 46, 19 febrero 2017] se informa también de otras publicaciones periódicas, alrededor de una docena, entre las seleccionadas de una forma rápida. Lo que apunta igualmente al carácter puntual, aunque no interrumpido, ello exceptuando el diario Región, donde figuró con carnet de colaborador literario habitual. Éste medio podría entenderse como el antecedente de Comarca, cierto que a muy inferior escala en lo que respecta a vinculación real y duración en el tiempo, así como a la continuidad y oportunidad que entrañó para Benxa la posibilidad de difundir públicamente sus inquietudes culturales, inicialmente plurales pero siempre vinculadas al ámbito de las Humanidades. Será precisamente en Comarca donde comience una concentración especializada a una de las dos facetas más destacadas de su obra y surgidas en la segunda mitad de su vida: la literaria adaptada al medio periodístico ahora, más tarde la de compilador de antigüedades.
A vueltas con las raíces de la actividad en Comarca surge el interrogante sobre la dirección que tomó la vocación por las Letras en el periodo previo a su vinculación con el semanario. Parece tratarse de un momento de producción más laxa que los siguientes (la de articulista y, posteriormente como recopilador de antigüedades), al menos en lo que corresponde a la difusión pública de sus trabajos. Acaso se haya tratado de un tramo de formación la labor y absorción de cultura, más que de autor o agente activo; tiempo de lectura intensiva y acopio de conocimientos que nutrirán los años siguientes de creación. Ello sin olvidar la dedicación al libro de La mina abandonada [Entradas 50-55, 19 marzo a 4 mayo 2017], redactado en un muy breve período de tiempo que no excluye otro más dilatado de consulta y reunión de materiales dispersos y de muy variada naturaleza.
Pero hay más actividad de autor en un Benxa que se adentra en la treintena. Por un lado la redacción de sus reportajes, de tirada muy limitada por medio de copias en papel de calco y concebidos exclusivamente para distribuir entre los más cercanos. Su formato, cuartillas apaisadas de papel pobre y escaso por las fechas ; la presentación, sumamente precaria y de dificultosa lectura de los caracteres defectuosos por la limitación de medios; humildes ejemplares que, de otra manera, encajan en la austeridad que va adoptando su vida personal respecto al señoritismo de la vida de soltero, recogiendo expresión muy suya para referirse al pasado personal. En cuanto al género, estos reportajes se encuadran en el costumbrismo o el texto de ambiente, con la peculiaridad de entresacarlos no de ambientes ajenos sino de su vida real, reproduciendo la acción el entorno inmediato de quién escribe, trátese del vecinal o del familiar. Compatible y afín con esta parte de su obra -apenas conservada en su archivo por dispersa entre los destinatarios de los ejemplares- figuran las piezas teatrales o cuadros de escenas familiares. Es el tiempo de la crianza de los primeros hijos, del descubrimiento de la potencialidad creativa de los niños, su identificación con determinadas facetas y el descubrimiento de la niñez como fuente de recursos expresivos. Y trabaja en este sentido lo mismo en composiciones literarias de andar por casa que en la creación de tipos y escenarios populares o pintorescos, siempre protagonizados por sus hijos y fijados a título de testimonio por la cámara fotográfica a cuyas reproducciones quedarían reducidas, a documentos visuales (fotos o vídeos), similar medio de permanencia de ciertas manifestaciones activas o creaciones estáticas de algunas tendencias del arte moderno de la segunda posguerra -sépase de paso que desconsideradas por un Benxa, muy poco instruido en artes visuales, y con grandes reservas hacia las manifestaciones del otro lado de la frontera de las tradicionales artes mayores o Bellas Artes. Nada por tanto comparable entre una y otra línea de acción. La profunda intelectualizan y espíritu transgresor de las vanguardias queda reducido en los cuadros fotográficos a estampas tradicionales pintorescas, suma de humor, curiosidad y recuerdo de familia.Ello combinado con la valoración de la cultura popular que se respiraba por esos años y que, a título personal, definiría por entones los cimientos de su interés creciente y diversificado por todo lo tocante al ámbito de la Etnografía; Etnografía de aficionado, remitiendo -como se debe proceder periódicamente- a los subtítulos del blog, entendidos como coordenadas fijas de todo su contenido.



. Benxa en Comarca. Como papel de regalo salido de la rotativa
El semanario le brindó una oportunidad que se presta a desglosarse en varias. Oportunidades, entonces. Como se indicó le permitió publicar un material de volumen abultado tras el intento fracasado con el libro de La mina abandonada, o una difusión pública de aquellas creaciones y recreaciones de la vida cotidiana que únicamente alcanzaron al círculo de los más cercanos. “El Comarca” (sic oral) lo convirtió en articulista, figura periodística que ya es objeto de estudio e investigación, concretamente la de sus contemporáneos de posguerra, claro está que los más preclaros, colaboradores vinculados al púlpito de los diarios destacados de Madrid o Barcelona, y además escritores en su mayoría [Entrada 46, 19-2-2017]. A la sombra de ellos y en cuanto objeto de atención podemos calificar hoy a Benxa como articulista. Nada más lejos de su parecer entonces ni al final de su vida. Desconocía la acepción que se tiene actualmente de esa figura del periodismo, incluso siguiendo como lector y admirando a algunos escritores hoy objeto de estudio de sus colaboraciones en prensa.
Al contrario , el sentido de sus trabajos periódicos no iba más allá de una afición en la que se desenvolvía con facilidad y que ahora parecía tomar consistencia real. Escribir le resultaba consustancial, una inclinación casi de nacimiento, alimentada por su hábito de lector. Consciente de sus escasas dotes para la narrativa, la escritura breve y exenta de temática fija que permite el artículo de prensa se le ofrecía como anillo al dedo. De ahí que una componente lúdica acompañara esta variante de Benxa autor, más dada su facilidad para la redacción rápida de las pensamientos que fluían sin cesar. O ni que decir tiene si el artículo entrañaba una faceta, un escueto fragmento por contraposición a un relato largo y organizado de resultado insatisfactorio. Con cada colaboración que enviaba al semanario, además de encontrar un medio de expresión donde sentirse cómodo, construyó un cuerpo de escritura homogéneo y propio, su primer episodio de obra madura, referida siempre a la escala menor que le corresponde.
Carente de ambiciones, qué mejor regalo podía esperar que la posibilidad real de colaborar en un medio periódico local. Además durante un periodo de vida dilatada de Comarca, casi quince años; quince por cincuenta y siete semanas, artículo por semana, ¿total?. Un medio de difusión, por lo demás no tanto cómodo (la editorial a doscientos metros de casa) como inscrito en el reducido espacio real y mental en el que le gustaba desenvolverse. “El Comarca” focalizó la vida intelectual de Benxa; lectura y Comarca. Un semanario local endulzó la felicidad de un hombre de por naturaleza feliz ¿Qué habría sido de Benxa sin Comarca por esos años? Nada no, algo. Igual habría anticipado el siguiente descubrimiento producto de sus inquietudes, “los laminariums” -utilizando el término común que recibían en su casa. Similar a la expresión antedicha de “los Comarcas”, estos como con implícito agradecimiento al semanario mierense. Expresión a la vez restrictiva en cuanto que excluye los trabajos de conjunto como articulista en otros medios y que en su totalidad asciende a más de mil cien recortes por él reunidos, los manejados muy someramente para su inclusión en este blog. Insistencia última en Comarca y “los Comarcas” por todo lo que entrañó para Benxa el semanario, el mismo sentido con el que se procedió a la selección de los recortes que se publican. En aquél medio de difusión creemos que éste aficionado vocacional halló su hueco en el marco tan estimado para él de letras, al tiempo que constituyó su identidad como colaborador literario, articulista sociológico de opinión y humorista. A falta de un examen detenido de su producción -que no coincide con el aquí publicado-, estimamos que sus entregas semanales para el periódico de Mieres constituyen los más logrado de su dedicación a la prensa escrita. Ello porque el siguiente apartado destacable, las colaboraciones en materia de patrimonio construido y monumentos, conocerán la oportunidad de proseguir y afianzarse recurriendo a medios distintos. Alusión a sus colecciones dibujadas de vestigios materiales del pasado, clasificables hoy en un amplio repertorio disciplinar.



. Benxa en Comarca. La vertiente humorística y el autorretrato
Por vez primera el semanario le facilitó sin saberlo la oportunidad de concentrarse en un género literario de naturaleza periodística. Nada comparable con el episodio del libro inédito. Quince años imponen una dedicación y a la postre una especialización como colaborador. Él optó por los trabajos de fondo u opinión intensamente sazonados con diferentes recursos humorísticos, no utilizados estrictamente como tales, en absoluto instrumentalmente sino por consustanciales a su personalidad y a la del entorno familiar de origen. Aunque el semanario de Mieres y otros medios lo hicieran figurar en la sección literaria o figurara oficialmente como colaborador adscrito a ella. Y a pesar de él mismo, ajeno a la seriedad y sesgo analítico e ideológico de los artículos de tal naturaleza. Lo lúdico y el humor, hasta ahora no realzados suficientemente, constituyen invariantes incuestionables de su maneras periodísticas. Lo mismo que la provocación juguetona, el disparate, el sorprender con lo imprevisible, volver de al revés el común. En cuanto humorista, divertir al lector afecto a esa línea literaria tan de su gusto en la lectura y en su comportamiento con los cercanos; hacer partícipe a quién fuera de su gusto de la realidad como construcción re-interpretable y abierta, endulzada siempre por el humor. La gracia o lo gracioso como constante, pero una actitud de niño provocador, picotero que persigue la reacción del adulto, en este caso del lector y que lamenta la ausencia de resultados, más fáciles de comprender expresados por él mismo [Entrada 31, 28-11-2016, carta al periodista Paulino Posada].
Durante esos años parece haber sido consciente de las posibilidades de su nueva faceta, siempre desempeñada de forma desinteresada, sin percibir ingreso alguno a cambio sus escritos, más que conformado con la posibilidad de su edición. Siempre en términos de conocimiento directo de dicho periodo entendemos que encaró la nueva ruta que abría Comarca como una ocasión para progresar y a la vez probarse en el marco de las Letras, su principal y primera vocación hasta entonces. Lejos de adoptar una posición cómoda, la de dedicarse a vivir de rentas, escribiendo sobre los géneros abocetados de los años cuarenta -excepción de la publicación de algún cuadro aislado del libro minero que tanto le pesaba no poder publicar-, tanteó primero y alcanzó a trasladar después una expresión literaria casi fotográfica de su interioridad intelectiva. Leerlo hoy es comprobar el preciso parecido conseguido entre su mundo interior y es salteado de frases escritas y publicadas.



. Sobre Comarca. Algunos datos (1)
. Publicación periódica, semanario.
. Domicilio editorial: Mieres.
. Fundador: Luis Fernández Cabeza
. Área de difusión y contenidos: Mieres y comarca o cuenca del Caudal
(Lena, Aller, Riosa, Morcín).
. Periodo de publicación: 1956-1970
. Primer número: 28 enero 1956
. Número único extraordinario en homenaje de su fundador: Diciembre de 1981
. Colaboradores. Ente los literarios se citan algunos que mantuvieron estrecha relación con Benxa: Víctor Alperi, Alfredo Fernández “Zetta” o los escritores en asturiano Florina Alias y Luis Aurelio.
Habituales en otras secciones de Comarca y próximos también fueron Feito, Rubín o Luis Casal, un gran conocedor del pasado de la comarca del Caudal.También en la sección de letras se estrenó una hija de Benxa, Manola, siguiendo los pasos de su padre. Pero su participación en Comarca resultaría ocasional y luego desarrollada en otros diarios, La Nueva España sobre todo, pero nunca con la continuidad de aquél, sino con colaboraciones de opinión por breves y discontinuos periodos.



. Otros aspectos sin desarrollar
. Benxa como articulista de provincias, de nuevo el localismo como seña de identidad en su obra. (Matizar y reconstruir Mieres y Asturias en el mapa económico de los años de Comarca, el mismo semanario como testimonio. Mieres era por entonces mucho Mieres: demográficamente al alza, crecimiento urbano de barriadas y macizamiento ensanche 1905, oferta de trabajo e migración interior, minería y siderurgia como pilares del desarrollo productivo, movimiento obrero-huelga de 196(3) y otras, clase media integrada principalmente por profesionales y pequeños empresarios, y comerciantes, desarrollo acelerado del sector comercial, intensa actividad cultural...).

. Sobre la posible presencia de rasgos de ensayo breve en artículos Benxa, aspectos que lo confirman y rechazan. Compatibilidad con el género humorísticos. Asistemáticos (mente a-científica pese formación tecnológica); pautas de análisis no convencionales; improvisación, desorden (¿aparente?) en la exposición de ideas; texto como costura de múltiples retales temáticos, efecto global de salteado. Ramificaciones argumentales pero que regresan al tronco. Escritura opuesta al tono grave y serio. Variados registros dentro de lo humorístico: jocosidad, sátira, ironía.
Trasfondo de reflexión, fuerte carga subjetiva y de opinión, conocimiento de los temas tratados por vía empírica, observación y sustrato de lecturas. Suma de componentes que se dan cita en el ensayo.

. Temática central en grupo de artículos sociológicos. Testigo abrumado y discrepante con los derroteros que adopta el modelo industrial avanzado del tercer cuarto del siglo XX. Contraposición
con el modelo de la colectividad humana en los años de niñez. Desconcierto, desorientación en el nuevo mapa social, vértigo por la celeridad con que se sucede el imperio de lo nuevo en todas sus manifestaciones.

. Postura consiguiente a lo anterior: fugitivo, huída hacia el pasado inmediato pre o temprano industrial, elogio de la sociedad agraria, sus valores inherentes -hasta aquí, todos referentes románticos. Actor involuntario de la nueva estampa social; actor en cuanto que no permanece pasivo; actitud crítica inequívoca y perseverante. Acción (y visión) individualista (aislado adaptado); la difusión de las ideas en prensa como recurso de socialización del autor.

. Compromiso social de trayectoria personal no convencional. Bases: religión, cristianismo social primitivo, purista. Derivación en acercamiento progresivo a la base social trabajadora [en esta página, actualizaciones anteriores a febrero 2018 y entradas pendientes de publicar como columnista]. Trayectoria individual, lo mismo que la idiosincrasia y la forma de vida – sección Rara avis en el blog. Deslinde de sus ideas y forma de vida respecto a la unidad familiar, resultando un proceso no siempre conseguido ni fácil [Reseña obra-biografía, parte final del blog]. Trayecto de ida y vuelta (entresacado de sus expresiones verbales). Difícil encaje de la reinserción social pretendida.

. Situándolo en el contexto de su época, nítida polaridad categorías tradición / modernidad. ¿Decimonónico? Conservador liberal a la manera del siglo antepenúltimo, retrógrado, individualista; romántico tardío (escapatoria del presente, madre-naturaleza, lo pintoresco, estima de las inteligencias alternativas comúnmente menospreciadas de los niños y los tipos populares de su entorno; el medievo, las ruinas materiales del pasado en / y los monumentos; caballerías y escudos armeros [Entradas 1, 3-4, 23 junio, 7 y 13 julio 2016], lo curioso y lo raro; rasgos bohemios en forma de vida).
¿Moderno, posmoderno? Sentido crítico y de opinión muy desarrollado, discrepante de la aceptación no selectiva, pasiva e inconsciente. Anticipado a tendencias actuales pos. Posindustriales, efectos generales, en su tiempo todavía los derivados de la tercera revolución maquinista y desarrollismo mediados XX; rusticismo, pro-hábitat rural (ascendiente eco); posconsumismo, consideración de las necesidades crecientes como creadas, lo mínimo cubre las necesidades básicas del vivir (no roza los principios del Hazlo tu mismo por desinterés por actividad manual); prevención mediática ante el incipiente desarrollo de los medios de comunicación extensiva, muy lejos aún de las nuevas tecnologías. Afecto a la discusión en cuanto intercambio (clave humorística) de ideas plurales. Desde sí mismo (consciente), respeto de la diferencias personales, sentido integrador, abierto, tolerante.

_________
  1. Excepto el párrafo sobre colaboradores (oral Benxa), el resto de los datos proceden del comentario de Agustín Emilio Cuesta Menéndez a la entrada del 16 de enero de 2015, publicada en El Blog del mierense / elblogdelmierense.blogspot.com.es, centrado en la figura de Luis Fernández Cabeza, destacado promotor de la actividad cultural y deportiva de Mieres durante el tercer cuarto del siglo XX y editor del semanario Comarca.


(Actualizado 22-3-2018)



 (1) 
Página o entrada abierta informa de su condición fija, vinculada a una misma fecha de publicación, pero en construcción permanente, bien en forma de añadidos, bien de otras operaciones que resulten oportunas para el más correcto desarrollo de la presente sección del blog. Así concebidas, estas páginas se ofrecen a una dinámica de consulta periódica de los nuevos contenidos actualizados. [Precedente: Entrada 46, 19-2-2017].











No hay comentarios:

Publicar un comentario