Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

lunes, 16 de julio de 2018

144.Muestra 1. Colaboraciones en prensa (III). Columna "Tendal"

Letras>Artículos prensa
Entrada 144. Publicada 16-7-2018










1.8  Colaboraciones en prensa (III)
Columna "Tendal" (cont. 3)








 En esta sección no utilizó el seudónimo de Benxa con el que firmaba los artículos. Las primeras 
columnas [Entrada 143, 15-7-2018] parecen haberse publicado anónimas, firmando más tarde 
con los nombres de los signos del horóscopo, no porque guardara con ellos vinculación alguna, 
ni astronómica ni predictora. Obsérvese la evolución del primer “Tendal” [Entrada 143] 
y la de los párrafos que integran éste, sin duda de fecha más avanzada. Estilo más definido 
y maduro, también más directo y crítico, más quevedista.






Los textos cortos de Benxa ceñidos al barrio de Santa Marina deben entenderse en primer término desde la literatura y el periodismo de humor, antes que desde la crítica social. Como ya se indicó en el bloque II sobre sus trabajos en prensa, el humor no constituía una pose o máscara, como por ejemplo para un hombre escéptico o pesimista. Cuando Benxa se ponía ante el papel de escribir brotaba espontáneamente, consustancial como era a su persona. Al trato, más de la mitad de sus expresiones giraban en torno a la broma, el chiste, la salida imprevisible. En buena medida dependía de ello el atractivo que ejercía sobre los próximos y conocidos, y muy especialmente en su relación con los niños. Parece tratarse de un rasgo de nacimiento, pero además común a buena parte de su familia [experiencia directa de los hermanos conocidos], y a su vez transmitido a algunos de sus descendientes. 

El humor como género acompañó desde sus comienzos a la prensa escrita. Bien el humor gráfico (tiras, viñetas, chistes), muy bien acogidos por las clases pudientes consumidoras de este tipo de ediciones, bien del humor literario, donde se encuadraría el del Benxa pre-dibujante de antigüedades, porque como dibujante de figuras y escenas carecía de aptitudes. ¿Qué mejor género que el humorístico para ensayar un tipo de creación periodística que surgió sin pretensiones y fue tomando consistencia e identidad específica? Después del humor y con buen humor el centro de “Tendal” nace en torno al barrio de Santa Marina, para después incluir, entremezcladas, otra clase de notas breves -brevísimas a veces- de naturaleza variada, contrapuntos oportunos que restaban monotonía al objetivo principal, surgidos espontáneamente y con facilidad -como todas sus creaciones literarias-, y por supuesto acogidos a la misma constante humorística. 





















domingo, 15 de julio de 2018

143.Muestra 1. Colaboraciones en prensa (III). Columna "Tendal"

Letras>Artículos prensa
Entrada 143. Publicada 15-7-2018











1.8  Colaboraciones en prensa (III)
Columna "Tendal" (cont. 2)







Se recorta el texto al pie y se prescinde del apéndice final de comentarios complementarios como los  publicados en entrada anterior. Que la extensión del texto crítico de abajo no reste primacía a estos fragmentos  de "Tendal" y al posible interés del columnista. Al menos en calidad de cronista y fuente para el estudio de estos poblados obreros dirigidos, en este caso  a gran escala, máxime por su condición de proyectos pioneras en la historia de la vivienda social de promoción pública en España.




Tendal” se incluye dentro de las colaboraciones en prensa de naturaleza sociológica. Se subraya este punto pese a no haberse incluido en el título de este tercer cuerpo de trabajos periodísticos y aunque la lectura de la selección de fragmentos lo evidencie por sí misma. Aunque Benxa intercale cuñas de asunto vario entre la denuncia de las precarias condiciones que afectaban a un vecindario minero instalado con tan buenas expectativas iniciales. Un barrio de nueva planta, estrenando viviendas dotadas con los modernos servicios básicos y, muy especialmente, por tratarse de una respuesta real al problema secular del alojamiento obrero. Aquel efecto derivado de la concentración en las zonas de la industrialización histórica, manifiesto en una acuciante demanda social, un déficit universal que ahora resultaba atendida en Santa Marina: la vivienda social de promoción pública y a gran escala. Por fin la solución a los realquilados de habitaciones en viviendas, a los lechos de pago por tres turnos diarios , a los cuartos de hórreos y cuadras convertidos en vivideros o a la auto construcción de las chabolas de madera; lo mismo en el hábitat rural -entorno de los yacimientos mineros y fábricas- que en los barrios de campesinos de la villa de Mieres.


SANTA MARINA. Tendal [debajo, subtítulo de la primera columna aparecida]. En este tendal colgaremos cada semana los trapos sucios que haya. [Punto y aparte]. Primer trapo. Hay un bache en la acera de la calle del Canal, de este barrio, entre la calle principal y la calle A, que es un estanque que no podemos esquivar, porque entre la fachada y la barandilla apenas hay sitio para apartarse. No ha mucho, un concejal metió allí un pie, y ni con ésas lo remedia, porque el concejal con no volver a pasar por la calle lo tiene so'ucionado (sic) (1), pero yo y, como yo, mis vecinos, tenemos que dar el salto todos los días. ¿Cuándo lo arreglarán? “
[Sigue segundo párrafo sobre el panadero que “nos sirve a domicilio”, sin duda una de las ventajas de vivir en un barrio tan populoso y de fuerte demanda del alimento básico. La presentación aún carece de la forma de columna de entradas separadas que avisa de la autonomía temática de cada cual].

Queda de manifiesto el propósito de la sección que inaugura, el destinatario y los beneficiarios. Para el autor y el vecindario debió suponer toda una experiencia nueva vivir en una modelo de asentamiento urbano y una figura urbanística hasta entonces desconocida: cientos de familias alojadas, edificios de pabellones, como los de los hospitales, cárceles, cuarteles; fachadas, calles, portales, viviendas, todas iguales. De aldeas, pueblos de Asturias próximos a Mieres cuando no asaz distantes, o de otras provincias habían sido agraciados con las nuevas viviendas; formaban ahora vecindad, compartiendo escalera, escuela, la plaza propia de abastos, los tendales, siempre en estas barriadas instalaciones colectivas, radicadas en los espacios libres [Colección de fotos de familia de Benxa]. En estos nuevos espacios residenciales -más tarde denominados polígonos-, levantados en pleno periodo autárquico, todavía no se conocían los jardines; las zonas verdes de que hoy disponen, superando la calidad del entorno de los modelos posteriores de vivienda plurifamiliar de promoción privada. Por escasear comenzaba por hacelo el mismo cemento, disponible por cupos, y otros materiales modernos de construcción. Sin entrar a fondo, los cientos de viviendas de los barrios de San Pedro (1949) y Santa Marina de Mieres (2), sometidos a las restricciones de su época, hacen pensar en iniciativas edilicias extraordinarias, como escoriales, pirámides del Nilo, complejos palaciales a lo Versalles. 
Qué escribimos y qué escribió Benxa, a una generación de distancia, medio siglo más tarde. El realismo le pertenece al columnista, tan implicado en la temática sociológica en su obra periodística en general [Colaboraciones en prensa, parte II.]. Sociólogo crítico o cronista empírico, que ambos géneros en periodismo participan de unos principios distintos a la crítica seria, documentada; la crítica de arte, literaria, musical. Asunto pendiente. Pero acaso no tan independiente ni alejadas del “Tendal” resulten en cambio las tendencias de la cultura y la creación vivas por los años cincuenta, críticos para la Europa igualmente de posguerra. Por asociar que no quede el realismo vecinal de Benxa con el neorrealismo italiano, de seguro ignorado por él, o la Historia de una escalera -no se le conocen lecturas de Buero Vallejo ni de la literatura española comprometida del momento. Y con toda certeza con similares posiciones de los clásicos -porque para leerlos madrugaba- como el realismo y naturalismo francés del siglo de su padre, y de la sátira de la realidad a Quevedo, algo más que un autor predilecto.


  1. ¿Erratas o gazapos, como llamaba Benxa a estos incidentes de los tipógrafos de los talleres de La Nueva Españadonde se tiraba Comarca? Persona en absoluto perfeccionista, se le escuchaba quejarse de la presencia continuada en las publicaciones, sin dejar de considerar que podían tratarse de procedimientos de censura disfrazados de inocentes fallos de imprenta. De tratarse de esto último, el primer “Tendal” ya nacía sancionado.
  2. En las últimas dos décadas suponemos que estudios serios se hayan aproximado a la riqueza de aspectos vinculados con estas primeras barriadas obreras que se construyeron en Mieres (Santa Marina y San Pedro, nacidas casi a la vez). De las numerosas publicaciones de colecciones fotográficas de Mieres y los blogs de autores locales, en el ámbito divulgativo, tenemos certeza de noticias al respecto. Pero por encima de éstas destacamos muy especialmente, por adelantada, monográfica y de iniciativa popular, la labor realizadada por el propio vecindario de Santa Marina. En celebración del cincuentenario (¿?) de la inauguración de las Colominas, reunió fondos y procedió a la edición de un volumen completísimo de material gráfico de época, así como al diseño y tirada de una placa de llavero grabada con el alzado de uno de los pabellones de viviendas. 












viernes, 13 de julio de 2018

142. Muestra 1. Colaboraciones en prensa (III). Columna "Tendal"

Letras>Artículos prensa
Entrada 142. Publicada 13-7-2018
























1.8  Colaboraciones en prensa (III)
Columna "Tendal" (cont. 1)










Primera de las seis muestras de fragmentos de "Tendal" seleccionadas.
Abajo, como cuerpo de notas, se añaden algunos comentarios, documentos orales
y experiencias vividas por Benxa y familia en Santa Marina y por los años de
publicación de los tendales.



La sección “Tendal” comienza a publicarse al cabo de seis años de vida de Benxa y familia en el barrio de Santa Marina. Un periodo considerable de tiempo a efectos de conocimiento directo de la vida cotidiana en el mismo, no únicamente la propia sino la del vecindario en general que queda colectiva y anónimamente reflejada. En total residirá en el ensanche minerodel sur de Mieres diez años, entre 1950, fecha de la entrega de las llaves de las llamadas Colominas, a 1960 en que recupera la vecindad de su infancia en La Pasera [Entrada 102, 22-1-2018, ilustración, casa familia Álvarez Rodríguez, posteriormente reformada y ampliado el número de viviendas].

Se supone la fecha de comienzo de la columna, coincidente con la primera edición de Comarca (1956), pero no así la de su renuncia a proseguir con su redacción, recogida en en en una nota sumaria de su puño y letra, a la que se pudo adjuntar el último ejemplar que la motivó. Constantes desatinos en la edición, atribuibles en principio a la imprenta pero supuestamente efecto de la censura, acabaron por colmar la paciencia del autor. Los dos únicos tendalesque figura fechados a lápiz por Benxa [_”No se debe escribir con tinta sobre papel impreso”] se corresponden con los del 26-IV-58 y 3-V-58 (sic) y no coinciden con el que pone punto final a esta serie de colaboraciones en prensa, paralela a los artículos propiamente dichos y de la que ni los responsables del blog tenían conocimiento.

Formalmente la columna o sus variantes se resume en dos presentaciones. Una con forma de secuencia de párrafos (entre dos y quince unidades), de extensión corta o mínima -incluso de dos líneas-, separados por un signo tipográfico (tres estrellas o un guión largo). Puede considerarse una presentación ciertamente acertada, desde el momento en que avisa a primer golpe de vista de la independencia formal de cada párrafo y, muy especialmente, de la temática dispar sobre la que versa cada uno. Santa Marina constituye el asunto nuclear que convive en buena vecindadcon temas de muy dispar naturaleza (citas cultas, salidas absurdas, frases populares, aforismos, opinión personal, etcétera). En cambio el otro tipo de composición con que se publica “Tendal” ya resulta más convencional, ausentándose los recursos gráficos aludidos para el modelo anterior, transmitiéndose el contenido, igualmente de naturaleza heterogénea, como un texto común de párrafos separados por punto y aparte. Desconocemos cuál de ambos diseños gráficos precedió a cuál y en qué medida Benxa intervino en su concepción formal.

Los ejemplares de la columna que se reproducen no se corresponden con los originales publicados en su día. Se han tomado párrafos procedentes de diferentes ejemplares de “Tendal”, los considerados más representativos y apropiados para ofrecer una imagen general de este apartado de la obra de Benxa. Una selección, en suma, basada en el conocimiento directo del autor, y una vista rápida de contacto de un material conservado en su estado original en las hemerotecas. 


_____________

Comentarios a los párrafos
. El bache en cuestión se convertirá en la muletilla que repetirá una y otra vez en casi todas las columnas; dato real que convierte en el protagonista menor de la sección. A su costa, desde el realismo crítico, juegos de absurdo, surrealismo, sátira.  
. De las seis entradas, tres se centran en las acometidas del río Nalón, inmediato a la barriada y deficientemente contenido cuando ésta se construyó. En los estiajes se había desbordado al menos dos veces en los primeros años de vida de Santa Marina -una en 1953, en la que la familia de Benxa hubo de abandonar su vivienda de entre planta y protegerse en la de los vecinos del piso superior por temor a que las aguas entraran en la casa. Las riadas eran más que temidas por el vecindario. Permanecía aislado durante días, circulando víveres y servicios básicos con lanchas. Benxa no narra los siniestros; como vecino y por el vecindario en general, insta, sugiere, bromea para atenuar el temor.
. Mejor que Benxa explique la suerte que corrían algunas de sus colaboraciones que abordar nosotros el tema. Más aún con el humor y la gracia propias de quienes se reconocen molestos pero seguros de sí mismos.
. Rezuman asturiania las entradas, lal que se viene desgranando en las páginas del blog. Bable vocabulario ("caciplaina"), literatura en bable, el elogio del clima húmedo que da fondo también al libro La mina abandonada. Teodoro Cuesta, un referente constante. Y su monumento descansando en La Pasera, tal y como reclamaba -vecinos fueron Teodoro y Benxa. 
. "Tendal", miscelánea, ese fluir de ideas cortas reunidas como descuidadamente, inconexas pero con orden instintivo o intuitivo. ¿Quién diría que era hijo de Manuel, el metódico dibujante de Mieres y ... a vista de pájaro?










martes, 10 de julio de 2018

141. Muestra 1. Colaboraciones en prensa (III). Columna "Tendal"

Letras>Artículos prensa
Entrada 141. Publicada 10-7-2018









Una de las cabeceras varias con que se publicaron las doscientas y pico columnas de Benxa en el semanario
Comarca de Mieres. Lo más probable es que ésta, un dibujo, haya sido diseñada por el autor del texto, a diferencia de otras,  meros titulares de imprenta. No obstante, sobre la posición invertida de una de las conservadas, los autores del blog discrepan entre si fue cosa del humor de Benxa o una de las numerosas erratas y fallos de imprenta de los que tanto se quejaba aquél expresamente en sus mismas colaboraciones en el semanario local. [Ilustración publicada 12-7-2018]







1.8  Colaboraciones en prensa (III)
Columna "Tendal"

Sobre los trabajos periodísticos de Benxa se ha venido dando cuenta en este blog en dos apartados: dentro de la parte Muestra, que desarrolla su obra global presentada brevemente en el bloque primero bajo la denominación de Repertorio de trabajos
De sus colaboraciones en prensa, desconocidas para las generaciones posteriores a 1970, podríamos remitir directamente a la entrada 112, donde concluyó el segundo cuerpo de trabajos periodísticos. Pero la extensión y fragmentación de esta parte del curriculum de Benxa considera oportuno detallar y remitir con más precisión a la localización de los antecedentes, facilitando así una visión general, además de una mejor comprensión de esta parte final tercera. Bloque final y de cierre que se reparte entre la columna "Tendal" y el mero enunciado de otros artículos de asunto variado y muy inferior calidad a lo que fue su producción más estimable y personal: las creaciones de manifiesta orientación sociológica, más que con un sentido de creación de fondo -al que se adscriben con manifiesta singularidad- más próximas a la opinión y a una crítica empírica y subjetiva, en función de esa visión y concepción de la vida ciertamente poco comunes al sentir general de la sociedad de su tiempo.


Antecedentes de trabajos periodísticos ya publicados en el blog
__Muestra 1. Colaboraciones en prensa (I). Temática variada
Entradas 41-44, publicadas 23 enero a 10 febrero 2017.
Entrada 45. Inicio o introducción a Colaboraciones..., publicada 18 febrero 2017
Entrada 46. Página abierta (con constantes añadidos en fechas varias). Creada 19 febrero 2017.
Entradas 47-49, publicadas 23 febrero a 7 marzo 2017.

__Muestra 1. Colaboraciones en prensa (II). Artículos sociológicos
Entradas 105-111, publicadas 19 febrero a 15 marzo 2017
Entrada 112 (Aspectos generales a la trayectoria periodística; es complemento de las entradas 45 y 46), publicada 17 marzo 2018.


Columna "Tendal"
Benxa la cita como sección en la nota manuscrita donde explica por qué abandonó esta colección a la altura del número 220. Las más de las veces compone efectivamente una columna, otras dos o una y media. No por ello pierde tal denominación, más aún cuando cumple el segundo requisito, complementario de la brevedad: la publicación fija, semanal en este caso.
De dicha cifra únicamente Benxa conservó unos cincuenta, en recortes ceñidos a su colaboración, como el resto de los artículos ya conocidos, igualmente sin fechar, a excepción de dos (año 1958) y lamentado que no lo hiciera con el último en que tomó la decisión de cancelar la serie. 
Vieron la luz los tendales en el semanario mierense Comarca, pensándose en un principio que se trataba de los primeros trabajos para este medio, lo que el mismo autor descartó al mencionar en algún "Tendal" los otros artículos de mayor extensión y entidad, si bien -a nuestro juicio- no inferiores en interés a la columna. Con ellos comparte buena parte de las señas como autor periodístico, pero a poco que se revisen unos y otros se constata la sección objeto de estas entradas como un género específico, vinculado a referencias literarias y de prensa escrita ausentes en las colaboraciones de la parte segunda (o II). Por lo tanto colaboraba doble y simultáneamente en Comarca con dos creaciones de diferente signo, pero similar pensamiento y estilo literario. Hasta puede entreverse en los tendales la expresión mínima, concentrada y concisa de sus maneras propias de escribir en prensa en plena madurez biológica, bien alejadas de la narración aislada del libro La mina abandonada [Entradas 50-59, 19 marzo al 6 junio 2017].
Comarca supuso, como se indicó, el laboratorio y la casa matriz del Benxa colaborador de prensa. Comarca, en otro sentido, resulta estrechamente unido al Benxa de Mieres, que regresa de Olloniego, donde centró su atención en otros trabajos ya indicados. Comarca, Benxa, Mieres y su trabajo como articulista encuadran pues la columna fija semanal. En 1950 se establece de nuevo en Mieres, beneficiándose por sorteo de una vivienda en el barrio recién inaugurado de Santa Marina -barrio minero, como él mismo lo calificara, y él un vecino más, vinculado al mismo sector productivo. Seis años más tarde se publica el primer número de Comarca. Todo parece indicar que desde un principio figuró como colaborador. Desde antiguo las familias del editor, Luis Fernández Cabeza, y la de Benxa mantenían estrecha amistad, tal y como se recoge en una extensa colección de fotografías tomadas por su hermano Rómulo Álvarez Rodríguez. En función de las fechas indicadas y habida cuenta de que Benxa publicó más de dos centenares de tendales en Comarca, uno por semana, cabe deducir el desarrollo temporal de esta colección a lo largo de algo más de tres años y medio, entre 1956 y 1959-1960. Es muy posible que desde esta última fecha y hasta el cierre del semanario en 1973, el hijo menor de Manuel Álvarez centrara sus colaboraciones en los artículos propiamente dichos, adscritos a la Sección Literaria del semanario mierense.












lunes, 18 de junio de 2018

140. Contexto familiar (II). Manuel Álvarez (cont. 48)

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 140. Publicado 18-6-2018










Subrayar lo siguiente a propósito de las ilustraciones de las entradas  sobre el plano A vista de pájaro:
Independientemente de su calidad, las de detalle resultan producto de los medios actuales de reproducción fotográfica digital. El aumento con el que se publican no estuvo al alcance del dibujante ni tampoco en directo sobre el original sin recurrir a la lupa. Calcúlese una media del doble del tamaño con que fueron dibujadas y lo que supuso para el autor desenvolverse entre trazos de dificultosa ejecución y exigente precisión visual.
Paradójicamente y en perjuicio del dibujante, así ampliados los fragmentos como se publican
en el  blog, pierden la calidad que muestran al tamaño original.
Sirven estas dos advertencias como cierre a la difusión de lo que el autor consideraba 
un entretenimiento.






4.5 Manuel Álvarez Álvarez (cont. 48)
(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)

1900-1906. Trabajos de entretenimiento. 
El concejo de Mieres y sus alrededores a vista de pájaro, 1906 

24. Asentamientos menores que componen los alrededores del plano de Mieres

Concejos de Ribera de Arriba, Morcín y Riosa
(Extremo oeste del plano)
El espacio representado supone una banda estrecha sin apenas datos de la actividad humana. Resulta meramente testimonial y el dibujo del relieve de superficie impera, aunque sea con un tratamiento abocetado, no exento del interés por incluir en el plano la figuración de los elementos rocosos vistos, como efectivamente se muestran en la realidad natural. [Imágenes entradas 131 y 134, 26-5 y 4-6-2018]. El dibujo rápido, similar al de Lena y Aller [Imagen entrada 132, 27-5-2018] no resulta por ello de menor interés, tanto por enriquecer la estilística del autor como dibujante como por contribuir a situar las fases de trabajo dentro del conjunto del plano. Se mantienen los datos de puntos geodésicos de cuyo enlace resulta el signo de representación de la división administrativa de los distintos municipios [sucesión en línea de cruce.
Dos datos únicamente aportan información humana, relacionada con la intensa actividad industrial del concejo lindante de Mieres. Uno en La Ribera, el paso del ferrocarril del Vasco encajado entre peñas e incluyendo uno de sus numerosos túneles. El otro en Morcín, donde a doble línea discontinua señala el paso, subterráneo en este tramo, del Ferrocarril superior de las Minas de Riosa (sic), ladera abajo y ya en Mieres convertido en plano inclinado hasta destino en La Pereda (instalaciones terminales de superficie). 

Concejos de Lena y Aller
(Suroeste del plano)
El topógrafo presta una mayor atención y extensión en la representación de los efectos de la acción humana en el fondo de valle. Posiblemente abordara la descripción dentro de la misma fase correspondiente a la parte inferior o sur del plano: el estratégico enclave estrictamente industrial de Sovilla (Mieres) y el valle del río Aller. El estilo de dibujo en planta de estos dos fondos fluviales antes de fundirse en el Caudal resulta semejante. No así la imagen del relieve de ladera, de tratamiento esbozado con la excepción única del buen acabado para la vertiente sur que se alza sobre la margen izquierda del río Lena.
Por su valle -división entre labios del perfil figurado que ofrece el plano a primera vista [Sueltos 44-45, 13-6-2018, “A vueltas...”]- prosigue en dibujo de apurado acabado, al igual que el de la ladera por la que discurre arrimado, el trazado del ferrocarril del Norte, incluido un túnel menor. También a la margen izquierda del río Lena, la Carretera de Castilla(sic) (ambos viales rotulados) y un puente que comunica con la otra margen a la altura de Bárzana, donde junto a un grupo de edificaciones sobresale por su tamaños superior y formato alargado una supuesta nave industrial. La descripción del valle acaba (oeste) en la población de La Vega, precedida por Villallana, entidad mayor que aprovecha el ensanchamiento del suelo fértil de aluvión producido por el desplazamiento del curso del río sobre un antiguo meandro.
Del concejo de Aller se topografían apenas tres kilómetros de fondo de valle, pero sin prescindir de reflejar los accidentes del rio (meandros y llerones[Nota al pie Entrada 139, 17-6-2018] o isletas anegables en crecidas) ni los signos convencionales de la flecha [Ilustración entrada 134, 4-6-2018] indicando el sentido de la corriente y la línea discontinua que informa del proyecto de ampliación del ferrocarril del Vasco para ofrecer servicio a las minas existentes en el medio Aller. Otro ferrocarril de corto recorrido se dibuja por la ladera opuesta (oeste) del fondo del valle, línea de la empresa Hullera Española que unía las explotaciones del valle arriba con el nudo de comunicaciones ferroviarias de Sovilla (Mieres). Justo por encima de la divisoria entre Aller y Mieres se localiza un error del cartógrafo en la denominación de un núcleo al pie de Carabanzo y próximo a Sovilla. Rotula Collanzo, entidad radicada mucho más al sur, aguas arriba y coincidente con la estación final del ferrocarril del Vasco en proyecto. Puede interpretarse como otro indicio más en detrimento del sur del plano, que refuerza la hipótesis de su finalización precipitada y condicionada, probablemente, por razones laborales asociadas a la empresa principal en la que ejercía.

Cuenca del Nalón
(Nordeste y este del plano)
No se debería resumir la descripción de esta cuenca por concluir con ella de forma rápida el tratamiento del plano y acabar procediendo del mismo modo que su autor en 1906. Porque precisamente a esta entidad geográfica, entonces ya en plena madurez de su desarrollo industrial, el topógrafo otorgó un tratamiento muy superior a lo que a simple vista pudo apreciarse [Entrada 138, 15-6-2018]. Compone el espacio de mayor superficie representada de entre todos los alrededores del plano de Mieres, y acaso sea significativo que, en la imagen de la cabeza de perfil, coincida con el grueso de la masa encefálica. Aproximadamente una séptima parte del trabajo topográfico le corresponde, y a efectos de calidad y detalle del dibujo descriptivo sitúa la cuenca al nivel superior de los indicados, por mucho que en el extremo suroeste decaiga como el resto de las áreas de esta zona.
El trazado del medio físico por encima del segmento de rivera del Nalón, concretamente el relieve montañoso, se manifiesta por encima del nivel medio alcanzado. Pero a pesar del menor lucimiento, los datos de superficie por agentes humanos incrementan su interés. Pena que Álvarez hubiera cortado la representación del valle, dejando fuera la margen derecha del río Nalón y la superficie norte y nordeste de la carretera de Oviedo, razón de la sumaria representación de los enclaves industriales y entidades de población de fondo de valle que quedan reflejados.
. Poblamiento y comunicaciones
Muy abundante en laderas (escaso caserío en cada una pero alta densidad de ocupación) y mayor aún en las vegas de la orilla izquierda, entre Frieres y Sama. Agrupaciones de entidades: Frieres, Riera, Sotos y La Casuca en la desembocadura de afluente y camino tradicional de largo recorrido hacia Mieres que precedió las carreteras modernas y, finalmente, el puente de conexión con la que conduce a Oviedo; Lada (rotulada en mayúsculas y con tamaño de fuente igual a Sama y Mieres capital) población donde desciende la carretera precedente de La Peña-Terronal (Mieres); y Sama, precedida de la entidad de Nalón, inmediato barrio de Nozalones e innumerables enclaves todos identificados situados ladera arriba y en la carretera en dirección al fondo de la cuenca.
Queda fuera del plano el desarrollo de Sama al otro lado del Nalón y dicha carretera, informando únicamente de La Felguera el vértice geodésico de la Loma de la Felguera (417 m). En las inmediaciones de Sama convergen sendas carreteras que unen esta cuenca minera con la de Mieres y éstas, a su vez, con la de Oviedo mediante otro puente sobre el Nalón. Y se ausentan igualmente de la representación los ferrocarriles de recorrido largo existentes. En contrapartida de la superficie recortada y fuera del plano debe subrayarse el estudio pormenorizado de la red de caminos tradicionales, tanto los locales como los de conexión con Mieres y Oviedo.
. Información industrial
Al sur de Sama, por el valle del Samuño salpicado de lugares y aldeas identificadas con su nombre, desciende por ladera en sombra un ferrocarril de empresa, la única instalación de superficie de las explotaciones hulleras detectable entre la trama descriptiva del relieve accidentado de la cuenca del Nalón.












domingo, 17 de junio de 2018

139. Contexto familiar (II). Manuel Álvarez (cont. 47)

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 139. Publicado 17-6-2018










Descripción de algunos de los  asentamientos en vega a la margen izquierda del río Nalón. Estilo de dibujo y otros datos    -como la mínima entidad de Veguín (a la derecha, fuera de la fotografía), futuro Veguín de Allá, barrio de Tudela Veguín tras su desarrollo industrial y espacial-, inducen a pensar que el estudio topográfico de este área debió comenzar por el tercio superior del plano. 







4.5 Manuel Álvarez Álvarez (cont. 46)
(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)

1900-1906. Trabajos de entretenimiento. 
El concejo de Mieres y sus alrededores a vista de pájaro, 1906 

23. Asentamientos menores que componen los alrededoresdel plano de Mieres. Oviedo, sector sur

Concejo de Oviedo
(Sector sur, límite con Mieres y Ribera de Arriba) 

___Sucesión de vegas a la margen izquierda río Nalón. Veguín, Anieves, Tudela y Santianes.
. Situación. 
Entidades de rivera, entre la margen izquierda del río Nalón y la base de montes y sierras acotados con vértices geodésicos sobre los que el topógrafo trazó la red general de levantamiento del plano o canevás (Payuste, 581 m, sobre Veguín; pico Veguín, 538 m, cima entre Veguín y Anieves; Peña Corona, 464 m, sobre Anieves. 
. Fuente de recursos. 
Vegas fértiles de extensión amplia, coincidentes con la desembocadura de afluentes formando valles con planta en “V”). Suelo veguero, usos agropecuarios [signos: no se especifican cultivos, como tampoco en el plano en su conjunto]. Testimonios gráficos de nuevas fuentes de riqueza asociadas al sector secundario (explotaciones hulleras, minas de montaña), todavía en unidades contadas, si bien su desarrollo posterior sumado a la implantación de otras industrias y transportes en activo a finales de la década de 1890 consolidarán Veguín (futuro Tudela Veguín) como un enclave de notable peso industrial entre los que integrantes del perímetro de Oviedo a comienzos del siglo XX. Estos últimos asentamientos del sector maquinista no figuran representados por el autor del plano, lo que ofrece indicios de que la toma de datos y el levantamiento sobre el terreno se efectuaron con anterioridad, entre finales de los años 1880 y comienzos de los 90 [datable], antes de disponer de información sobre su proyecto, pues de otro modo habría presentado las instalaciones principales (fábrica de cementos y ferrocarril Soto Rey-Ciaño) con símbolos convencionales [línea discontinua] de obras en proyecto o en curso, acompañados del dato rotulado, tal y como procedió en otros puntos del plan.
. Núcleos de asentamiento.
Entidades de población de tamaño mínimo. Las unidades edificadas oscilan entre 7 (Anieves) y 12 (Tudela) [los signos no diferencian distintas tipologías constructivas]. Especial mención a entidades y topónimos de Veguín y Tudela que se presentan como dos lugares diferenciados, y el primero con tan sólo 8 edificaciones representadas. La expansión industrial llevada a cabo antes de la finalización del plano de Álvarez en 1906, ya debería contemplar Veguín bajo la denominación actual de Tudela Veguín, el segundo nombre en honor de la importancia histórica de Tudela. Precisamente el Castillo de Tudela, único monumento descrito en esta sucesión de aldeas vegueras, así lo atestigua. Sobre una colina, al oeste de Peña Corona, su registro constituye una excepción que, de haberse repetido introduciría una componente temática más a las de mapa físico, industrial y de poblamiento. Los restos de la fortaleza quedan indicados con rótulo, no con signo propio de los mapas turísticos o de monumentos. Se omite en cambio los datos sobre templos, trasladados a la vecina localidad de Olloniego.
. Información industrial y viaria implicada en el modelo económico moderno.
Dos minas de montaña. La primera explicita, explotación de montaña por planos inclinados [signo convencional ya indicado] de varios pisos que desciende por la ladera oeste de la sierra de Fresnosa, en paralelo con el río de Veguín, descargando en la rivera oeste del Nalón, inmediaciones de la entonces aldea de Veguín. Otra explotación implícita, deducida de la presencia de un puente sobre el Nalón que comunica la margen opuesta -acaba aquí la reproducción en el plano-, inmediata a los montes donde se radicaron las más importantes minas de hulla locales [datable], así como la cantera de la fábrica de cementos (planta inaugurada en 1898). 
Únicamente se registra otro puente al oeste de Tudela, también sobre el Nalón. Las distintas entidades de esta unidad territorial se suponen comunicadas por caminos y sendas que cruzarían por el terreno más favorable de las vegas, si bien no figuran dibujados como en el valle de Miñera, en Mieres [Entrada 135, 7-6-2018].

___Olloniego.
. Situación.
Extremo suroeste del municipio de Oviedo. Se presenta como continuidad de la unidad geográfica anterior: valle encajado al pie de montes por el norte y sur, estrechándose hacia el interior y abriéndose por el otro extremo a una vega (1) con forma de “Y”, resultado de los depósitos de aluvión dibujados por un doble meandro del río Nalón. Ésta constituiría su morfología natural milenaria, anterior a la conversión de Olloniego en una entidad de población estratégica en la segunda mitad del XIX, al converger en ella dos arterias de comunicación indisociables del desarrollo industrial: la carretera Adanero-Gijón y el ferrocarril del Norte. Ambos se describen con precisión en todos sus detalles, pero no así las minas por entonces en fase inicial de actividad, radicadas en la sierra de San Frechoso [datable].
. Fuente de recursos. 
Se mantienen los tradicionales apuntados para las entidades ribereñas del Nalón indicadas en apartado anterior, de las que Olloniego constituiría, en cuanto a área de influencia, la entidad mayor por el este, correspondiendo a Sama la de poniente. La agricultura cerealista de valle queda ilustrada en el plano por la representación de un nuevo tipo constructivo perfectamente descrito por el topógrafo, un molino harinero, dibujado en sentido transversal al canal de agua que lo mueve, e inmediato a la casa del molinero. El modelo agrario imperante se completa sobre el suelo en ladera, del sureste, al pie de Peña Corona, donde un caserío disperso y numeroso se presta a confusión por efecto del intenso sombreado que por norma topográfica correspondía a esta vertiente.
Este modelo tradicional de economía, reflejado en las trazas del caserío -aún hoy todavía-, apenas figura intervenido por los datos industriales aportados por el plano. Consta una cantera de castina[en relieve] y un plano inclinado a su servicio que desciende hasta justo la estación del ferrocarril. En los montes de San Frechoso, no figura signo alguno de minería [datable], tan sólo una aldea que lleva su nombre. Todo indica que este punto de la superficie fue documentado in situy dibujado en el estudio en fecha temprana, similar a la indicada para Veguín y alrededores, pero posterior a la entrada en funcionamiento del ferrocarril del Norte.
. Información sobre obras públicas
Olloniego y entorno quedan reproducidos como lo que fueron, un enclave estratégico en las comunicaciones modernas del centro de Asturias. Sus dos arterias principales, la carretera y el ferrocarril, ofrecen a su paso por Olloniego un tramo excepcional para los admiradores de las más tempranas comunicaciones modernas. Así el autor, como no podía ser de otro modo, parece recrearse en la descripción de la carretera en el accidentado tramo de descenso de El Padrun -de hecho figura acotada, 300 m- o en el puente sobre el Nalón, inmediato a la casa de pago del peaje. Pero más aún dibujando el conjunto de avances de la ingeniería ferroviaria a su paso por Olloniego: el túnel kilométrico, las obras de movimientos de tierras y contención de laderas [señalizados con recortes en negro neto] a ambos lados de la explanada ganada para la estación [dos edificaciones y otra menor] o el siguiente túnel ya a la altura de Olloniego población. 
. Olloniego, núcleo y barrios
Supera en el plano topográfico a la villa de Sama de Langreo [Entrada 138, 15-6-2018]. tanto en dimensiones como en unidades de edificación, más de una treintena a ambos lados de la carretera de Jovellanos, a sumar al caserío correspondiente de los barrios de la estación y, más hacia el interior, del de Sopeña (hacia media docena de edificaciones), o la aldea de Armatía – (Armatilla), excepción de topónimo reflejado en asturiano-, ésta una especie de atalaya con viviendas y la ermita que lleva su nombre. Como una prueba más de que el plano general fue confeccionado por múltiples áreas menores, en la de Olloniego y entorno se registra información de detalle omitida en el entorno de Veguín, y a la inversa. Así, abundan las señalizaciones de templos (el parroquial y un mínimo de cuatro capillas rurales), pero el conjunto monumental del palacio y puente medieval no se recogen como lo hizo el topógrafo con el castillo de Tudela -El Castiellu, un emblema local para los Álvarez, padre e hijo, tras su traslado a Olloniego desde Mieres). 

A poco más de diez años de firmar el plano A vista de pájaro, el autor se establecería en Olloniego para tomar las riendas de la explotación hullera, previo proyecto del pozo de San Frechoso que modernizaría el sistema de extracción. La descripción de la superficie de Olloniego cobra pues un valor especial dentro de los alrededores del plano en su conjunto. Algunos datos reflejados con especial miramiento (castillo de Tudela, Armatía) hacían pensar o bien en un vínculo previo con la localidad antes de establecerse en ella, bien a una revisión posterior que finalmente quedó del todo descartada. Pura coincidencia. Reflejo por lo demás del reducido radio de vida profesional del autor. Y en cuanto a estilo y calidad gráfica de este sector del plano, se mantiene el indicado para toda la mitad superior del mismo, aspecto estrechamente unido al orden cronológico que parece haber seguido en la representación final. 


_______________
(1)Vega llerones resultan términos muy familiares en el vocabulario de familia. La transmisión no pudo ser más que directamente por Benxa. Sin embargo ahora puede comprobarse su origen en su padre al consultar planimetrías de Mieres de fechas posteriores al trabajo topográfico. Abundan en ellas los rótulos en dichos términos para las figuras de ribera del Caudal. Es la razón por la que aquí se insiste en su empleo, matizando el contenido más general de valle.

_______________________________________________
Fe de errores, enmienda y precisión de datos a la entrada (18-6-2018).
Los elementos que se citan en el texto como ausentes se prestan aquí tanto a enmienda como a un ajuste de precisión. A título de corrección: Fábrica de cementos, ramal del ferrocarril que arranca de Soto de Rey y población de Tudela Veguín no figuran descritos porque tomaron asiento a la otra margen del rio Nalón, la derecha, cuya representación quedó excluida del plano de M. Álvarez, lo mismo que la carretera Oviedo-Sama. No por ello se rectifica los años por los que se cree que procedió el topógrafo al levantamiento y dibujo de este área del plano. Se utiliza para datar no sólo los elementos de geografía humana que se registran, sino también el estilo de dibujo que se advierte, factor igualmente preciso si se observa con detenimiento el plano. Respecto a los datos a ampliar, la mina de montaña que se indica como explícita, situadaen la sierra de Fresnosa, se corresponde -aunque no figure identificada- con la explotación minera por excelencia de Tudela Veguín, por las fechas de toma de datos de Álvarez posiblemente aún no bajo titularidad de la sociedad Hulleras de Veguín y Olloniego. En cuanto al puente representado entre la orilla no dibujada del plano, cabe suponerlo al servicio de dichas minas, cuya ubicación sí es la correcta. Ésta información procede de otro documento cartográfico a cargo del mismo M. Álvarez y Benxa (1931) [Entrada 22, 13-10-2016], donde ya se aplica la planimetría por curvas de nivel y sombreado complementario con aguada. En este otro estudio sí figuran descritos todos los elementos indicados por incorporarse en él a la representación la vega donde se asentaron, un suelo de aluvión de contorno convexo que permanece en blanco entre las vegas dibujadas de Veguín y Anieves. El Veguín de 1906 es el actual Veguín de Allá, aislado por el río y matriz de la población de Tudela Veguín. Su escasa entidad en el plano de Manuel resulta otro dato que insiste en la fecha temprana apuntada para la toma de datos y dibujo de plano definitivo.










viernes, 15 de junio de 2018

138. Contexto familiar (II). Manuel Álvarez (cont. 46)

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 138. Publicado 15-6-2018










Sama de Langreo figura integrada en el área de alrededores del plano topográfico de Mieres.
Se la describe en un estado de desarrollo industrial y urbano correspondiente al que debía presentar
por la década de los años 1880, cuando creemos que el autor procedió a la toma de datos y levantamiento
sobre el terreno, y posiblemente también a su dibujo definitivo en el plano. No hay que olvidar que el corazón
del trabajo topográfico lo constituía la cuenca hermana del Caudal, trabajada al dibujo en fechas posteriores
y por tanto descrita sobre datos más actualizados respecto al año de 1906 en que da por finalizada la obra.







4.5 Manuel Álvarez Álvarez (cont. 46)

(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)

1900-1906. Trabajos de entretenimiento. 
El concejo de Mieres y sus alrededores a vista de pájaro, 1906 

22. Descripción de aspectos de geografía humana. Asentamientos menores que componen los alrededores del plano de Mieres. Área sur de Oviedo

Compensar la superficial atención prestada hasta ahora a los alrededoresque figuran integrados en el título e información ofrecida por el plano, en detrimento de su tratamiento frente al pormenorizado del concejo Mieres. Hipótesis sobre razones de inclusión de las áreas periféricas. 1/ La representación del medio físico colindante con Mieres (equivalente, dentro de los mapas temáticos, al considerado mapa físico): un ejercicio de orografía e hidrografía que incluye la cuenca completa Caudal y el área oeste de la del Nalón, su margen izquierdo, curso medio. 2/ La actividad industrial y poblamiento (mapa económico y de población) como una continuación de la expresión técnica de las transformaciones operadas en el concejo de Mieres. Responde el primero a un propósito coherente con la profesión del autor e identificado también con sus aficiones, del mismo modo que su interés por la geología, geografía y montañismo explican su atracción por el medio natural. 

Atención centrada en los asentamientos fijos en fondo de valles y vegas, tamaño mínimo (aldeas) y excepcionalmente calificables de menores a efectos de su tamaño traducido a escala en el plano (Olloniego, Sama) y sin alcanzar nunca la entidad indicada para la villa de Mieres en un momento previo a la construcción del ensanche. 

El grueso responde a entidades rurales queexplotan recursos agrarios de valles fluviales y vegas [signo convencional: jaspeado rápido de punto y trazo corto de mínimo grosor] (cereal de verano, cultivos de huerta de tamaño superior al familiar, prados en proceso de crecimiento orientados a la expansión del vacuno consiguiente a la demanda procedente del desarrollo industrial y urbano, además del beneficio de cursos agua continuos). Las edificaciones rara vez superan las 12 unidades representadas [signos: cuadriláteros en negro de tamaño diferenciado], que para las fechas suponemos viviendas y muy escasas construcciones agropecuarias. Su número reducido no se correspondería con baja densidad de ocupación, sino en el proceso opuesto en aquellos lugares donde figuran próximas instalaciones de superficie mineras. Una sobre-ocupación y subdivisión interior del caserío preexistente estaría dando comienzo para la acogida de los primeros efectivos obreros industriales, sumados a los nativos tendentes a la doble ocupacionalidad (campesino-obrero o productor mixto). Según en qué áreas (correspondencia con el momento concreto de su dibujo dentro del conjunto del plano), se registran templos parroquiales y capillas [signo: punto dentro de círculo y sobre él cruz, aunque varía dentro de la Cuenca Cauda]. El resto de los elementos humanos que se ilustran se limita a red caminos y, en menor medida u ocultos por la trama de sombreado densa, senderos como el ya indicado en el valle del Miñera [Entradas 135-136, 7 y 8-6-2017]. 

En los alrededores que rodean el municipio de Mieres, las detalles de superficie específicamenteindustriales y urbanosdecrecen sustancialmente. Dos razones al menos lo explican. Una, como corazón del plano se concibe el concejo de Mieres, lugar de nacimiento y ejercicio profesional del autor, y área en la que el mismo preveía grandes expectativas de futuro y progreso, en absoluto infundadas dado el estado de desarrollo que deja patente el plano. Dos, en función del momento en que se aborda el dibujo definitivo de cada sector del plano. Por distintas vías de acercamiento al que debe considerarse el principal entretenimiento/obra personal de M. Álvarez, se llega a la misma deducción, la de que el dibujo de lavista de pájarodio comienzo por el tercio norte (Oviedo sur y norte de Mieres), ampliándola según últimos indicios hacia el este (cuenca del Nalón, fragmento), al menos la toma de datos del levantamiento sobre el terreno. Podría haberse principiado el trabajo en el primer quinquenio de los años 1880, tras el periodo leonés [Entrada 84, 27-8-2017], fecha ciertamente temprana, que justificaría la ausencia de infraestructuras e industrias de primer orden que afectan al sur de Oviedo (fábrica de cementos Tudela Veguín y ramal del ferrocarril Norte Soto Rey-Langreo), así como a la cuenca del Nalón, desarrolladas años después y en el decenio 1890. Para ésta última unidad comarcal cabría otra razón suplementaria, la de resumir la representación de la superficie industrializada -se sabe por entradas publicadas que bien conocida por el autor- que había ido ampliándose aceleradamente desde los años en que procedió al levantamiento del plano directamente sobre el terreno. De hecho, la villa de Sama, pese a rotularse en mayúsculas y al mismo tamaño que la de Mieres, presenta unas dimensiones mínimas, sólo comprensibles desde su incorporación al levantamiento in situen fechas muy tempranas, próximas a su comienzo. Así interpretado, no extrañe que el tejido industrial de superficie y el la entidad urbana de la villa de Mieres aparezcan registradas en el plano con una superioridad evidente respecto a la otra cuenca con la que compartió la supremacía industrial. 
Por ello que se imponga recordar de nuevo el prolongado espacio temporal consumido en el trabajo topográfico de Álvarez Álvarez, tanto en la fase de levantamiento como en el dibujo del plano final y las innumerables interrupciones. Y muy especialmente la comprensión de obra en su conjunto como una vista general única en la que, a diferencia de una película, se simultanea una secuencia de múltiples imágenes parciales (fotogramas) tomadas (dato de campo) o dibujadas (plano definitivo) en momentos diferentes de un periodo de unos quince-veinte años. Ello da sentido igualmente al termino [datable] por quién proceda, tan reiterado en las últimas páginas.

Lo antedicho explica también que en los alrededoresde A vista de pájaro, esa especie de círculo externo de Mieres concejo, resulte escasa la información sobre el nuevo tejido industrial y la moderna red de transportes que conviven en el plano con los datos del hábitat rural preexistente, pese al interés del topógrafo por representar los detalles de superficie de esta naturaleza. 
Sobremanera las actividades industriales. Por tratarse de datos del sector extractivo, minería de montaña (Olloniego,Veguín, valle de Samuño), resume su descripción, y a la vez facilita su localización rápida, a los planos inclinados y trincheras [signos: iguales al de los ferrocarriles], y de forma menos evidente a las escombreras, por prestarse a una confusión con accidentes menores de ladera. En cambio la ilustración de las entonces recientes redes de comunicaciones estratégicas para la nueva era, protagonizan la superficie de estos contornos de Mieres, quedando patente en su tratamiento gráfico el esmero y precisión con que fueron tratadas por el autor, proporcionalmente al valor estratégico que les atribuía en la modernización del territorio y al progreso social que supuestamente los acompañaría. La mas antigua vía, la carretera de Adanero-Gijón y el ferrocarril del Norte prácticamente hacen presencia continua y articulan los alrededoresincluidos en el plano. Les siguen otras carreteras comarcales de reciente construcción (las dos que unían Mieres con Sama y la de Aller). Todos los viales figuran rotulados, advirtiéndose en los dos primeros y más antiguos señales de obras de contención y defensa de los ríos por cuyos valles circulan [signos: retales negros bien definidos a lo largo de tramos del recorrido]. Se suman a la descripción túneles, como el de Olloniego, bajo la sierra de Lagos (Llagos) [línea discontinua, como la del proyecto del Vascoasturiano valle del Aller arriba; puentes y viaductos [dos líneas transversales, una engrosada en negro para crear efecto de relieve]. Pero en la Explicacióna pie de plano omite el autor buena parte de los signos convencionales indicados, lo que hace pensar -como ya se indicó- en una finalización del trabajo adelantada e imprevista, que llegó a afectar a la misma leyenda, otro elemento reglado, de obligado cumplimiento en la presentación en todo mapa o plano.














lunes, 11 de junio de 2018

137. Contexto familiar (II). Manuel Álvarez (cont. 45)

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 137. Publicado 11-6-2018











Plano dentro del plano. Actualización del plano urbano de Mieres de 1895
(también debido a Manuel Álvarez) procedente del plano  topográfico de 1906,
 representado en proyección horizontal. Se citan en el texto los signos de crecimiento
localizado y  previo al proyecto del ensanche de 1905, en que colaboró igualmente aquél,
 Obsérvese la cota única de valle para el concejo de Mieres, situada ante La Pasera. 








4.5 Manuel Álvarez Álvarez (cont. 45)

(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)

1900-1906. Trabajos de entretenimiento. 
El concejo de Mieres y sus alrededores a vista de pájaro, 1906 

21. Descripción de la villa de Mieres. Actualización del plano urbano de 1895

En una vista rápida y general que ultima su estudio el plano de Mieres se muestra generoso en la descripción de aspectos propios de la geografía humana que se dibujan sobre la superficie del concejo de Mieres y sus alrededores: la evolución de la capital del término, numerosas entidades menores, las comunicaciones tradicionales y modernas, industrias de superficie e instalaciones de superficie de explotaciones mineras. Quedan reflejados porque el territorio los registra en el momento en que se topografía, pero también por el manifiesto interés del autor en ilustrar al dibujo técnico la juventud -para entonces ya mayoría de edad- de los efectos locales de sociedad contemporánea que admiraba y de la que se consideraba sujeto implicado.
Abundante información gráfica pero con limitaciones. Por un lado ofrece claridad de lectura a este conjunto de actividades de su preferencia el hecho de representarse en planta, debido a los cánones topográficos pero también a su asentamiento en el fondo del valle fluvial principal y cola de los valles afluentes. Por el contrario, la escala propiamente topográfica elegida, notablemente reductora, y la ausencia de color restringen notablemente la percepción visual, imponiendo para el detalle recurrir a la visión con lente de aumentos. A ello se suma un trabajo de dibujo de desigual calidad respecto a otras áreas ya indicadas (apartado relieve, mitad norte del territorio total representado) [Entradas 128-131, 22 al 26-5-2018]. Cabe suponer que estas huellas del hábitat moderno impresas sobre el fondo de valle en proyección horizontal o planimétrica fueran trabajadas al dibujo en las últimas fases, coincidiendo en esto con el tercio sur del mapa, como se indicó para el relieve montañoso, de resultado no homogéneo, rápida factura, trazo grueso y, finalmente, acabado próximo al croquis [Entrada 132, 27-5-2018, ilustración inferior]. Aspecto pendiente de confirmar y provisto de excepciones, como es el caso del valle del Turón, trabajado a un dibujo fino, limpio y de esmerado factura. En resumen, que la representación de La Vega (vega del Caudal, la vega por antonomasia de toda su cuenca) y la más de la mitad de ella producto de la transformación industrial y urbana experimentada en la villa de Mieres, parecen haber coincidido en su ejecución gráfica con una de las dos últimas fases de dibujo del plano. Correspondería a la otra al resto de los asentamientos menores situados en la base de los afluentes del Caudal o al borde de su cuenca, donde igualmente operaba una mixtificación de los elementos del paisaje rural preexistente con los propios del nuevo orden industrial. 

La Vega de Mieres
Ensanchamiento del valle del Caudal hacia el centro de su recorrido. El curso se retira al pie de la sierra de Seana (Siana), ensanchándose considerablemente el suelo fértil de aluvión que determina La Vega. Sobre ella tomarán asiento los elementos de superficie que transcribe el plano. La mitad oeste de La Vega continúa con los usos antiguos de aprovechamiento agrario que la topografía no incluye en su representación. La otra mitad de naciente, por el contrario, ya refleja el nuevo orden maquinista y el incipiente desarrollo urbano que precede al trazado del ensanche de la villa de 1905. Conforma pues este último sector una síntesis a pequeña escala de los tres procesos identificativos del comienzo de la contemporaneidad (industria, comunicaciones terrestres y proceso de urbanización del hábitat preexistente); así como de su manera concreta de formalizarse, carente de una mínima ordenación funcional del espacio, en su lugar dirigida por los intereses productivos dominantes.
Esta mitad este de la bolsa informe con la que asemeja La Vega amplía sustancialmente la información sobre la villa de Mieres que recogía el plano levantado por el mismo Manuel Álvarez en 1895, cuando prestaba servicios en la sección municipal de obras públicas. [Entrada 98, 5-1-2018]. Este antecedente suscita una comparación mínima entre ambos trabajos, de la que resultará el valor del topográfico como complementario del plano urbano más antiguo. Pese a las limitaciones sufridas por el ejemplar de 1906 (abajo) como posible fuente gráfica a efectos de estudios locales, lo cierto es que el autor no se limitó a copiar el trabajo anterior para describir la villa. Al contrario, procedió a actualizarlo al cabo de unos diez años, aportando nueva información al describir su estado entre 1895 y 1905-1906. Fechas éstas que, por los datos de la propia representación, parecen coincidir con el momento de conformar el plano urbano de la capital del concejo -uno más a sumar a los ya publicados [Entradas 98, 5-1-2018; 100, 18-1-2018] a sumar a otros con fecha posterior- dentro del estudio topográfico de conjunto. Por otro lado son las novedades que incorpora -solamente algunas dotadas de la nitidez precisa- susceptibles de datar el momento concreto de resolver el dibujo, tanto de La Vega como de algunos de los núcleos menores de los que se hará mención. A efectos del dato cronológico se señalizarán en el texto que sigue los procedentes utilizando el término datableentre corchetes.



La villa de Mieres en el trabajo topográfico actualizado de 1906. 
Novedades respecto al plano urbano de 1895 (texto a tono rebajado)

___Parámetros representación
.1895. Escala 1: 2.500 (gran escala, escasa reducción, apropiada para planimetrías urbanas). A color aplicado a mano (rojo y azul). Trabajo avanzado de detalle (incluye, por ejemplo, representación de huertos familiares)
.1906. Escala 1:20.000 (alta reducción acentuada por aplicarse sobre la moderada superficie ocupada pro La Vega). Detalle restringido o suprimido. Dibujo a blanco y negro (empastado por zonas, trazo de superior grosor).

___Información urbana
.1895 
. Instrumento para determinar el estado de la villa a la fecha, previamente a proyectarse el ensanche definitivo de 1905.
. Núcleos continuidad del Antiguo Régimen, alineados a la carretera de Castilla. La Villa, Requejo y Oñón, de fisonomía y funcionalidad rural, ya en proceso de mixtificación como alojamiento intensivo de obreros industriales. Sobrelavega, naciente enclave administrativo, sede de nueva Casa Consistorial. La Pasera, centralidad funcional.
. Elementos propios del nuevo sistema: Calle Camposagrado, vía urbana única, trazada para conectar los barrios preexistentes de la villa y la mina de El Peñón (borde este del valle) con la estación Ferrocarril Norte (oeste), salvando el río Caudal por el puente de La Perra. La Pasera, acera opuesta a la de iglesia de San Juan: alineación de edificios modernos de viviendas entre medianeras, clases medias
.1906 
. Crecimiento sensible en los últimos quince años, ausente de la planificación que aportará el ensanche.
. El autor no refleja el trazado del callejero del que tenía conocimiento directo de encontrarse en fase de proyección o ya aprobado. Podría entonces reproducirlo en trazo discontinuo; no lo hizo, sin embargo si procede a describir con dicho convencionalismo un tramo del trayecto en proyecto del ferrocarril Vascoasturiano por el valle del río Aller [datable].
. Ampliación de la superficie representada en 1895, obtención de una visión de conjunto de la villa de Mieres y los nuevos núcleos emergentes de orientación industrial. Entre ellos los que pueden considerarse prolongación del pueblo-calle preexistente, orillados al este de la carretera de Castilla: Bazuelo (al sur de La Villa) y La Peña (norte de Oñón).
. Descripción del crecimiento sobre las principales arterias registradas en plano 1895. Carretera de Castilla y calle de Camposagrado-ferrocarril El Peñón [datable].
Carretera de Castilla. En La Pasera la acera de la iglesia parroquial parece conservar el mismo estado. Pero crece sustancialmente la edificación orillada a la carretera de Jovellanos, en un casi continuo de ocupación de borde que sobrepasa el plano inclinado y boca del ferrocarril de El Peñón y Sobrelavega, hasta enlazar con el barrio antiguo de La Villa. En la acera opuesta, a la altura de La Pasera, el conjunto de viviendas de clases medias cobra más profundidad de una forma precisa y explícita en su dibujo, así como un incremento de edificaciones que se aproximan hasta el nacimiento de Camposagrado. Se multiplican también las construcciones en Sobrelavega, si bien entre ésta y La Villa se observa una interrupción importante los nuevos asentamientos.
Calle Camposagrado-ferrocarril de El Peñón. Común a todas las vías urbanas de conexión con el ferrocarril, en una especie de pre-ensanche de calle única, define un eje preferente para los nuevos tipos constructivos. Crecen notablemente las edificaciones a ambos márgenes, tramo carretera Castilla-ferrocarril del Vasco, lo que devendrá en el área central del primer y segundo ensanche de la Villa. Tamaño y formato de las edificaciones representadas informan de un parque de construcciones mixto, viviendas pero también nuevas tipologías, entre ellas naves industriales [datable] y la estación del ferrocarril del Vasco [datable], siguiente en apertura a la del Norte, situada al otro lado del río y generadora de nuevos asentamientos a integrar en el apartado de núcleos de población menores.
Fuera del casco urbano descrito, en el valle del río San Juan, en el lugar de La Belonga ya figura representado el nuevo cementerio [datable], trasladado desde las inmediaciones de la iglesia parroquial de San Juan [datable]. Las medidas higienistas y la ejecución de proyectos y obras se anticiparon en materia funeraria a la planificación de los espacios urbanos.

___Datos industriales
.1895 
. Ferrocarriles mineros de corto recorrido, infraestructuras de la empresa Fábrica de Mieres que unen las minas de montaña de Mariana (sureste de La Vega, inmediata a La Villa) y Baltasara, que separa con el río San Juan La Pasera de Requejo. Las dos ramas se fusionan en “Y” a la altura de Oñón. Prosiguiendo a destino en la factoría, externa al suelo de La Vega propiamente dicho.
.1906 
. El topógrafo da fe gráfica de nuevos elementos industriales. Los enunciados arriba y, como novedad más destacada, un nuevo ferrocarril ausente del plano más antiguo, el Vascoasturiano (El Vasco) [datable]. Concesión del Estado a la sociedad que le da nombre, orientado principalmente al transporte de carbones. Vía estrecha, recorrido de media distancia. Álvarez lo describe con pulcritud entre la tupida red de lineas naturales y viales del valle, desde su origen, en el suroeste del concejo de Mieres, su travesía por el interior del mismo a uno y otro lado del cauce del Caudal, hasta abandonarlo en suelo de Morcín [Suelto en proyecto]. Además de las estaciones de Figaredo [datable] y La Mallacina, en Mieres, señaliza igualmente un tramo en proyecto por el margen derecho del valle del río Aller, desde Santa Cruz aguas arriba.