Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

jueves, 27 de abril de 2017

54. Muestra 3. Libro La mina abandonada

Letras varios>Libro La mina abandonada
Entrada 54. Publicada 27-4-2017









Muestra 3.5  Libro La mina abandonada.
Síntesis


Más que la trama propia de una novela La mina de Benxa hila una secuencia de epígrafes colgados de un simple guión. Incluso el desenlace se lo facilita Pedruño, uno de los tres personajes principales, conocedor de la dificultades del protagonista para la narrativa de acción. Un desenlace con forma de broma, muy del gusto del autor.

Argumento primario: un joven (supuestamente Benxa, el narrador) se incorpora como trabajador a una mina de hulla de la cuenca central asturiana. Tanto él como el primer personaje con el que traba amistad, Martín, parecen haber nacido mellizos. Ambos, trabajadores de mina inventados, inverosímiles: cultos, pensadores, sensibles, amantes de todo lo concerniente a los orígenes de la minería contemporánea y profundamente enraizados en Asturias. Las reflexiones interiores del joven en proceso de iniciación en el medio minero, los pensamientos de Martín y los diálogos de ambos son ensayos breves, disertaciones descontextualizadas del medio laboral, nutridas de citas de escritores, filósofos e historiadores. Pero sus discursos siempre giran en torno a la mina o aspectos con ella relacionados. La mina deviene en el hilo conductor real y tema monográfico que consigue unificar la pluralidad de aspectos tratados y su naturaleza sumamente heterogénea.

El protagonista se independiza tras el apoyo inicial prestado por su cicerone (Martín) y comienza a desenvolverse sólo por la explotación. Más que como un trabajador, el protagonista Benxa re-presenta a un Benxa espectador o a quién entra en contacto por vez primera con una explotación hullera -uno de los objetivos del autor, la percepción sensible propia de un desconocedor, acento romántico reincidente en los escritos de B. Transita por ella, atento observador de todo lo que sucede, interlocutor de quienes le proporcionan testimonios orales sobre la antigua minería en respuesta a su requerimiento, mineros viejos o descendientes de varias generaciones del carbón (Dositeo). Siempre embebido en el universo de la mina, alternando citas con pensamientos propios, anécdotas, mitos, testimonios, datos o aspectos técnicos el protagonista va construyendo el texto casi siempre resuelto en un monólogo interior y en primera persona.

Benxa calificó el libro -de entre tantas maneras- de miscelánea. Voz precisa y exacta para su trabajo. Uno, por esa diversidad de la naturaleza de los aspectos mineros reunidos; otro, por su presentación entremezclados, sin duda lo que desconcertó a los editores y motivo principal posible de su debilidad. Plan de la obra ciertamente atípico pero singular, explicable y pendiente de sopesar.

Recursos cultos: citas literarias, filosóficas, históricas; mención de escritores que incluyeron la mina en su producción; lo mismo de contados pintores; reflexiones de fondo sobre, por ejemplo, la mina como entrañas de la tierra o de sus huellas en superficie generando figuras literarias; el paisaje agreste del entorno de la mina de montaña, la misma atmósfera gris húmeda norteña tan ensalzada por Benxa. / Materia propiamente minera. El espacio interior de la mina: sonidos, tinieblas, instalaciones, ajetreo y acción o el delicado pasaje cuando el protagonista se detiene ante la fauna y flora que se enfrentan con éxito a la ley de la oscuridad. / Los mineros (siempre operarios): recopilación de aspectos psicológicos y de conducta que les atribuye identidad de grupo (entre la antropología cultural y otros atributos, sorteando los tópicos con la experiencia directa); igualmente referencias al canon físico, incluidas las características peculiares de las cicatrices producidas por los accidentes laborales. / Iconografía: disertaciones sobre el atuendo, complementos y herramienta, su evolución a lo largo de cerca de el siglo en el que se encuadra el libro. / Figuraciones de mineros en singular: reales y de fuente oral (acciones heroicas, situaciones de dureza extrema, el minero que aspira a ser más) o recreaciones puramente literarias de Benxa (historia de Abel Sansidrián). / A todo ello, que solo es parte, adjunta entradas signo didáctico y técnico (otro factor supuestamente desfavorable a la publicación del libro), como la atención a los distintos oficios implicados en el laboreo de las minas y los principios básicos de este faenar extractivo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario