Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

viernes, 7 de julio de 2017

65. Muestra 4. Contexto familiar (II). Comparativa

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 65. Publicada 7-7-2017










4.2 Antepasados técnicos de Benxa.
Comparativa intergeneracional 
de dos vocaciones intensas 
y dispares (cont. 1).


Ignacio Rodríguez (abuelo materno), Ramón Rodríguez (tío materno) y Manuel Álvarez (padre) de Benxa. Aspectos tratados comparativamente en los primeros respecto al último: 1/ Profesión (incluye o no la obra, según el caso y se trata en la presente entrada. 2/ Ideología y aspectos sociales desdoblados: uno, consideraciones sobre la sociedad y dos, inserción en el escalafón social y forma de vida consiguiente (entrada siguiente).






Sobre la autoría real de este horno y otros aspectos asociados se volverá más adelante en el texto principal. Se trata del ingenio (máquina o similar en voz de la época) que consagra a Ramón Rodríguez como inventor y titular de patentes. Publicado en francés por el ingeniero belga Alphonse Dory, 1894. Reproducido del libro de C. Luque Cabal y M. Gutiérrez Claverol, La minería del mercurio en Asturias. Rasgos históricos. Oviedo, 2006, pág. 250.

















1/ P r o f e s i ó n

Ignacio abre lo que podría denominarse clan de técnicos industriales. Muy escasamente documentado, cabe en este apartado por su inserción en posición de avanzadilla en la actividad minera y minero-metalúrgica, sector del cinabrio-mercurio, donde proseguirán su hijo y yerno.
A Ramón y Manuel corresponde en cambio protagonizar este apartado según se probará con detalle en entradas venideras. Son éstos a los que Benxa cita como pioneros, antiguos técnicos de la minería y politécnicos. El primero desarrolla toda su carrera en la actividad mercurífera (muere fuera de Asturias en un proyecto relacionado con el sector). Manuel formará primeramente equipo con Ramón, desempeñando el tramo último de su labor en la minería de la hulla.

Ambos representan al Facultativo / Capataz de titulación, pero más selectivamente a dos técnicos medios altamente especializados y cualificados, de nivel próximo a lo que hoy se diría de excelencia, brillantes, de trayectoria singular, talento probado, conocidos dentro de Asturias y fuera (homenaje a Manuel, ver entrada anterior), incluso en Europa (Ramón). En calidad de politécnicos y debido a la reducida especialización entonces existente, diversifican su dedicación. Ramón como investigador en tecnología e inventor con patentes de hornos y comercialización de los mismos, autor de trabajos especializados publicados, docente y secretario en la Escuela de Facultativos de Mieres. Por su parte, ilustran el polifacético talante de Manuel trabajos como colaborador en urbanismo (equipo técnico de redacción del ensanche de Mieres), proyectista de edificios para particulares y su misma obra personal, constituida por trabajos cartográficos por iniciativa propia, equivalentes a los inventos de su cuñado Ramón. Ambos, además, ejercen como profesionales liberales y, a la par, en plantilla de empresas, donde cuentan con mayor o menor participación accionarial. Siempre ocupan puestos ejecutivos (director o subdirector de producción y/o gerencia o administración, según los casos). Viven el trabajo no como tal (obligación y recurso de vida), sino como una afición y vocación; vida y profesión identificadas. 





Dos meses después de la revolución del 34 se expide este carnet de identidad que por  el momento
constituye el único documento para fechar el comienzo de la vida laboral de Benjamín, tras una trayectoria prolongada de estudiante que parece concluir con el fallecimiento de su padre en 1932. En cambio, para antes de 1934 ya se publicaron en este blog varios trabajos considerados como el comienzo de su obra. Testimonio de disponibilidad de tiempo previo a la etapa laboral y privilegio al que saca provecho simultaneando los estudios técnicos y la iniciación a las Humanidades. 




Contrástese con Benxa, el benjamín del clan también formado -más formado, estudiado y titulado aún que aquéllos- en nuevas carreras técnicas hasta hace poco calificadas de grado medio. Topógrafo, Perito Industrial y Eléctrico, y Aparejador. Cursó por iniciativa de su padre estudios que no ejerció. Eligió como categoría profesional la inferior de topógrafo. Desempeñó el puesto de simple empleado en empresas mineras (oficina de dibujo técnico y mediciones en el interior). Como cabeza de familia numerosa llevó a cabo encargos complementarios de planimetría de fincas para particulares, lo mismo que trabajos topográficos aislados para pequeñas minas de carbón. Cumplió, lo mismo que sus antepasados, en el rendimiento como estudiante y profesional. Pero nunca sintió aspiraciones superiores en el desempeño de su trabajo, discreto y anónimo. Tampoco identificó su vida con la faceta laboral, como su tío y su padre. Será la obra paralela al trabajo propiamente dicho, esa su doble vida -se repite la expresión por segunda vez-, el cultivo casi devocional, autodidacta pero también diversificado de las Humanidades a lo que dedique sus inquietudes y entusiasmo. Su obra, como su sentido de la profesión, se desmarcarán de la de sus inmediatos predecesores. Pero adviértase que en menor medida de lo que lo asemeja a ellos, concretamente en sus cualidades personales, principios y modos de proceder. En este sentido se subraya como denominador común a las tres generaciones los rasgos que se indicaron en la anterior página.

Finalmente repetir que no se trata de exponer el caso de Benxa como desertor de la Técnica a título de excepción. Lo que justifica el detenimiento en este episodio atañe, por partida doble, a Benxa y a sus antepasados (obsérvese: siempre varones y en calidad de partícipes exclusivos del ejercicio profesional). A Benxa, en pro de un conocimiento pormenorizado de aspectos de su obra, en el caso contrario ignorados y que se estiman necesarios para su ajustada comprensión: nada menos que los antecedentes familiares (sección Contexto Familiar). Y la reconstrucción bio-profesional de aquellos sus mayores, destacados técnicos autóctonos de la industria, traídos aquí no únicamente en calidad en de sujetos influyentes en Benxa, sino por sí mismos, por su acreditada trayectoria técnica y obra derivada, de merecida difusión ya iniciada por otros autores. En suma, por su contribución a la cultura industrial histórica de Asturias, a desgranar en las entradas siguientes de este blog, no en vano subtitulado “materiales de cultura asturiana”.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario