Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

martes, 8 de agosto de 2017

77. Muestra 4. Contexto familiar (II). Ramón Rodríguez

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 77. Publicada el 8-8-2017











4.4 Ramón Rodríguez Álvarez (cont. 4)
(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)



3 / Diseñador industrial / proyectista de hornos para la obtención de mercurio

Invento e inventor constituyen términos prácticamente en desuso. Pero hasta hace escasas décadas aún se estudiaba en la enseñanza primaria la lista de los más relevantes. No es el caso de Ramón Rodríguez, cuyos varios hornos diseñados para la obtención de mercurio, dada su especificidad, debieron de conocer una breve vida útil , dado el relevo del mercurio por la plata para efectuar las amalgamas de metales. De cualquier forma, un capataz de Mieres, un autodidacta convertido en inventor industrial proyectará y patentará tecnología punta para la industria del mercurio en un momento en que ésta ocupa una posición destacada y atractiva para los inversores. Los modernos hornos Rodríguez destituirían a los tradicionales de Almadén, factoría histórica y una de los principales enclaves mundiales en la producción de mercurio. Es más, acabarían instalándose en la antigua fábrica manchega, lo mismo que en otras empresas del ramo del mercurio radicadas en Levante y Andalucía, en vida del inventor y luego en beneficio de las patentes por parte de sus herederos. Sus hornos industriales fueron objeto, igualmente, de publicaciones en revistas especializadas y premiados en exposiciones.




NOTICIAS PARALELAS SOBRE LOS HORNOS RODRÍGUEZ
. Hornos, piezas fundamentales en la industria minero-metalúrgica. En el sector de mercurio permiten obtener el metal líquido a partir del mineral de cinabrio calentado a altas temperaturas, por destilación.







Hornos a la manera antigua
Fueron los inicialmente instalados en El Porvenir por técnicos y operarios procedentes de Almadén. Serias dificultades funcionales surgieron al abordar la adaptación a las condiciones naturales del mineral en Asturias.


. Años 1850, el ingeniero Casiano de Prado aborda las primera reformas (sociedad El Porvenir) para adaptarlos al carbón (1860), combustible abundante y económico en Asturias, al contrario que en Almadén donde se alimentaban los hornos con leña. Esta intervención ya figura considerada como parte del proceso creciente de innovación tecnológica del sector del mercurio en la cuenca del Caudal.


. 1874, el ingeniero belga Van Straalen, al frente de la empresa de Muñón (Lena), crea el horno Bustamante o de aludeles (sin noticias de patente). Como horno, resultado no satisfactorio, si bien ha de sumársele al mismo ingeniero la investigación de otra operación favorable al beneficio del mercurio: la obtención a partir del arsénico (sustancia implicada en el proceso transformador industrial) de sulfuro de arsénico, un producto nuevo y comercializable.




Modernos hornos sistemas Rodríguez
. Primer horno a su nombre.
Proyecto y construcción Rodríguez.
Bautizado como Mufla Rodríguez.
1884
No patentado.
Instalado y en funcionamiento en El Porvenir (fábrica de El Terronal, Mieres, modernizada a la llegada de Stuyc,k probablemente por sugerencia de Ramón y en relación con los nuevos proyectos de hornos).
Tres años más tarde se instalarán en Almadén. (Los autores de referencia subrayan la inversión de los dos enclaves mercuríferos en cuanto artífices de equipos de producción).
Parece tratarse de un horno continuo de retortas, objeto de numerosas reformas que pondrán los cimientos de los modelos siguientes, producto del perfeccionismo del autor.


Ramón Rodríguez conocido como Vallina de segundo apellido, por confusión con el de su padre Ignacio, debió comenzar la investigación en hornos antes del año 1880, previamente o ya desempeñando el cargo de director de producción. Desde niño vinculado a la sociedad El Porvenir, tuvo ocasión de comprobar las deficiencias de los hornos en funcionamiento y su sustitución frecuente, causas de los bajos rendimientos en la producción final del metal, una mercancía precisamente caracterizada por el alto beneficio generado a mínimas cantidades, exactamente a la inversa que la minería del carbón.


La dedicación investigadora de Rodríguez centrada en los hornos y en su resultado final además de exitoso relevante, puede interpretarse como una confluencia de factores de diferente naturaleza, pero que en cualquier caso lo singularizan respecto a otros capataces e ingenieros de su generación.
. Inconformismo con las bajas tasas de producción que atribuía específicamente a los hornos.
. Como directivo su objetivo se orientaba a la consecución del mayor beneficio posible para la empresa y, supuestamente también, para sí mismo, en concepto tanto de la participación accionarial ya común por entonces entre la cúspide de la plantilla, como a efectos de los mismos honorarios percibidos [3.500 pesetas anuales, 1899, dato Fernández Gutiérrez].
. Hasta aquí intereses materialistas. No en vano el futuro inventor ofrece el perfil estándar de un directivo de empresa bien adaptado al régimen liberal burgués. No comparte su trabajo como teórico de temas socio-industriales, caso por ejemplo del ingeniero Gascue; ni en higiene o prevención de riesgos por la alta toxicidad de las materias objeto de laboreo.
. Pero de otro modo apunta hacia ciertos rasgos desinteresados, asociados a los primeros tiempos del maquinismo en establecimientos menores y enclaves aislados. Se trata de esa especie de identificación como propia, e incluso afectiva, con la empresa, parece ser que heredada de su padre Ignacio-ya publicadas anécdotas al respecto- y acaso también producto de haber nacido prácticamente al pie de los yacimientos de cinabrio y los humos de cocción del mercurio.
. Su dedicación científica al estudio de las limitaciones de las máquinas de hornear y su corrección surge por iniciativa propia de un directivo oriundo, no por encargo de la sociedad minera ni por la contratación de personal ajeno expresamente a tal fin. Y desde fechas tempranas, estimándose que debió combinar los estudios técnicos con la gestión productiva.
. La llegada de Stuyck en 1880 como gerente administrativo, sin duda supondría un alivio en la carga laboral, a la que seguiría la contratación de Manuel Álvarez, liberándolo éste de las responsabilidades derivadas del ramo de la minería del cinabrio y carbones. No en balde ambas incorporaciones tienen lugar en los años 1880, los de cristalización de los hornos modernos Rodríguez, justo cuando sin abandonar totalmente la producción extractiva, cabe suponerlo volcado en mayor medida en los estudios y experimentación científico-tecnológicos.
. Todo ello con el concurso del talento y la capacitación profesional deducibles de los resultados obtenidos. Pues a la postre el primogénito de Ignacio R. Vallina se formó como un autodidacta. Su obra -a diferencia de la de su sobrino Benxa- exigía conocimientos especializados de un nivel muy superior a las nociones básicas recibidas como alumno de la Escuela de Mieres. Materias científicas y tecnológicas (Física, Química, Mecánica, otras) arroparon sus ingenios o artefactos dentro de una perspectiva optimista hacia la industria en cuanto artífice del progreso presente y futuro -los valores luego cuestionados por Benxa.









Publicado por Luque Cabal, C. y Gutiérrez Claverol, M, La minería del mercurio en Asturias.
Rasgos históricos
. Oviedo, 2006, pág. 255.
Puede observarse en la tabla la presencia de dos modelos de hornos Rodríguez. También Hornos,
en plural, figuran en documentos inéditos familiares, acompañados de los términos
sistemas Rodríguez, también en plural.








REFERENCIAS PUBLICADAS

M.F. Fernández Gutiérrez,, “Innovación tecnológica y desarrollo de la metalurgia del mercurio en Mieres, Asturias. Siglos XIX y XX. El ejemplo de la Sociedad Especial Minera El Porvenir”, VII Congreso de la Asociación de Historia Económica, Zaragoza, 2001, págs. 1-26.

C. Luque Cabal y M. Gutiérrez Claverol, La minería del mercurio en Asturias. Rasgos históricos. Oviedo, 2006.














No hay comentarios:

Publicar un comentario