Creative Commons

Licencia Creative Commons
Aproximación a la obra de "Benxa" (1907-1989) por Baltasar y Covadonga Álvarez Quintana se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional. Este blog está bajo una licencia de Creative Commons: Reconocimiento No Comercial - Sin Obra Derivada./ Se permite copiar, distribuir y citar públicamente esta obra, con la doble condición de que se reconozca y mencione a los autores y no se utilice con fines comerciales. Tampoco, y en modo alguno, se puede alterar, transformar o generar una obra derivada a partir de ésta. Es voluntad expresa de los autores.

martes, 15 de mayo de 2018

125. Muestra 4. Contexto familiar (II). Manuel Álvarez (cont. 32)

Sobre "Benxa">Biografía>Aspectos
Entrada 125. Publicado  14-5-2018










Apuntes y notas de estudio del plano topográfico de M. Alvarez







4.5 Manuel Álvarez Álvarez (cont. 33)
(Antepasados técnicos industriales  de Benxa)

1900-1906. Trabajos de entretenimiento. 
El concejo de Mieres y sus alrededores a vista de pájaro, 1906 


9. Estudio. Planteamiento y sistematización (cont.)

. Representación dibujada
Como representación dibujada se entiende el plano o mapa topográfico. Con él concluye la ejecución de todo trabajo topográfico, consuma el objetivo y formaliza su utilidad instrumental para otras actividades o campos del conocimiento, incluida la posibilidad de visualizar una imagen elaborada de un territorio visto desde el aire en tiempos [] de alta restricción de imágenes y apenas técnicas de reproductividad.
Representación y dibujo se prestan a interpretación por separado y conjunta. Los mismos términos de re-presentación y re-producción informan, desde el ámbito de la imagen -en este caso cartográfíca- del concepto de duplicado y la consiguiente dualidad entre la forma original de referencia (la realidad de la superficie terrestre, término municipal de Mieres) y la forma elaborada, producto, copia, doble (el plano topográfico). Entre ambas, la gráfica o el dibujo, entendido como lenguaje, actúa como nexo mediante la construcción de la imagen elaborada. La interacción de la representación y el dibujo se desenvolvía en la topografía milochocentista de dos maneras diferentes. De una parte sobre pautas comunes a la creación de la imagen y el dibujo como lenguaje en sí mismo, en términos generales, y de otra con recursos específicos para cada ámbito de actividad, a su vez variables en el tiempo. El plano de Álvarez, el trabajo final a limpio, abordado en la fase de gabinete, permite el enunciado de estos aspectos y contribuye al acercamiento a la topografía decimonónica.
Los propósitos que guiaban la conformación de un plano [] de territorio no eran coincidentes con los que regían la imagen artística [] del momento. La base científica [], las materias [] y procedimientos técnicos [] particularizaban la topografía sometiéndola a una actividad reglada de validez universal. El dibujo definitivo del plano se cimentaba sobre las operaciones de geometría y cálculo matemático efectuadas sobre el terreno. Las formas representadas en el plano recibían en esta fase de levantamiento [] la primera normalización, a la que seguían pautas estrictas en el momento de traducirlas a un soporte plano mediante el lenguaje visual del dibujo, dicho sea que de por sí más regulado de lo común en la otra vertiente, la del dibujo artístico y académica [] de la época []. 
Un plano topográfico no constituía una interpretación personalizada ni estética, una imagen perteneciente al género del paisaje []. Por el contrario aspiraba a una descripción objetiva, veraz y verificable [] del terreno y sus elementos, precisando con todo el rigor posible del momento [] la situación, forma, dimensiones y relieve de todos los elementos del área seleccionada. Este cometido se asignaba, como no podía ser de otra manera, al dibujo técnico [], basado en principios geométricos y numéricos de base científica [] y larga tradición. Pero pese a su componente intelectual y ésta misma arrancaba del vocabulario sumamente restringido del dibujo universal, resumibles en tres recursos: la línea, la mancha y la ausencia del color sustituido por el blanco y negro. Por sí solos y precisamente por ello el dibujo se alza como el lenguaje más directo, rápido y elemental de construcción de la imagen reproducida. 
Inherente y natural al dibujo técnico [] se impone el recurso de la línea, destinada a dominar la topografía de la época [] y del ejemplar examinado. La línea clara (en negro neto, limpia sobre fondo blanco) de los elementos de proyección horizontal o planimétricos [] (eje de sierras, cumbres, valles, ríos, vías de comunicación). Pero lo que identifica éste u cualquier otro mapa topográfico con su época [] reside en el uso extensivo del recurso de la mancha valorada o de tonalidad gradual de grises intermedios entre el blanco y negro extremos. La mancha al claroscuro en algunos repertorios de las bellas artes (dibujo, relieve escultórico) [], como la cartografía trazados sobre soporte plano, se traslada a la representación topográfica en circunstancias precisas. Muy especialmente en la descripción del relieve u orografía, el capítulo fuerte en esta especialidad cartográfica, como consecuencia del desconocimiento de soluciones técnicas de precisión por descubrir. Es el caso de la altitud y sus diferencias, que en el relieve terrestre accidentado asocia los distintos niveles o cotas con la inclinación de las pendientes. Previo al descubrimiento y uso de las curvas de nivel, la topografía elabora una versión propia destinada a crear un efecto de tridimensionalidad -pese al soporte plano- para aplicar a la representación del relieve. Selecciona del dibujo la mancha pero sin renunciar a la gráfica o dibujo técnico [] asociado a la línea. A medida que el territorio estudiado presentaba una orografía más accidentada (caso del término de Mieres), la sombra o el sombreado,-términos específicos y técnicos [] utilizados en topografía y equivalentes al principio claroscuro de la imagen artística []- invaden la superficie del mapa [] y la protagoniza en una primera mirada general, al tiempo que la convierte en motivo de admiración para los no iniciados. Pero el trabajo de sombreado técnico [] relativizaba la especialidad lineal del dibujo técnico, porque sin prescindir de ella haciéndola derivan en mancha, genera una versión pero también el mismo efecto de tridimensionalidad o volumen aplicado en la imagen artística [] de aspiraciones estéticas y formalistas bien diferenciadas de los principios topográficos. Una componente estética se filtra por esta vía en la topografía de la segunda mitad del XX.

(continúa)


[ ] El signo de dos corchetes enfrentados hace referencia a los principios básicos que pretenden sistematizar el estudio a partir de su consideración continuada. Los recordamos aquí encerrados en su signo, que aparece vacío en el texto por suponerse el principio a que hace referencia. 
Principios: [Materias], [Ciencia/Técnica/Arte], [Realidad/Imagen], [Mapa/Plano], [Levantamiento/Dibujo cartográfico], [Época] la correspondiente al momento en que se llevó a cabo Mieres a vista de pájaro), 











No hay comentarios:

Publicar un comentario